Parece que en 2013 decir que se va a hacer Gestión Clínica es el fetiche de moda de cualquier Consejería de Salud que se precie. Pero aclaremos conceptos: no siempre hablamos de lo mismo y los niveles de gestión clínica pueden ser muy distintos.

 

Por ejemplo en una EBA de atención primaria se hace gestión clínica por necesidad intrínseca del modelo. No es necesario estimularla o potenciarla, ya que allí el profesional es el copropietario y copartícipe de la gestión con otros compañeros, por lo tanto es necesario e inevitable que gestione la consulta, los recursos y sobre todo la indicación y la adecuación de la práctica clínica en sus aspectos diagnóstico y terapéutico.

 

La Gestión Clínica más completa se da cuando el equipo tiene asignados unos recursos, con un presupuesto real del que puede disponer materialmente y con esos recursos, gestionándolos y con cierto riesgo, tiene que ofrecer unos servicios sanitarios a la población.


Parece que en 2013 decir que se va a hacer Gestión Clínica es el fetiche de moda de cualquier Consejería de Salud que se precie. Pero aclaremos conceptos: no siempre hablamos de lo mismo y los niveles de gestión clínica pueden ser muy distintos.

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario