Fecha: 02/05/2002
Idioma: Castellano
Ubicación: España

El desarrollo de la sociedad actual lleva implícito el uso de altos niveles de iluminación en las calles de nuestras ciudades y pueblos, entre los cuales hay que destacar la utilización de alumbrado para fines ornamentales en los edificios, plazas y monumentos y también publicitarios, como las grandes superficies comerciales que se encuentran dentro y fuera de nuestra ciudad.
Es difícil encontrar hoy día una urbe que no tenga sus monumentos, plazas y viales con luminarias de toda índole. Pero no se trata de que no se iluminen los monumentos, las plazas, las carreteras, al contrario, se trata de iluminar, pero de iluminar bien, aprovechando todo el rendimiento que tienen las luminarias que actualmente se encuentran en el mercado. El hecho de iluminar mucho, usando lámparas de gran vataje no implica que lo estemos haciendo correctamente. El cielo es patrimonio de todos que debiéramos conservar y conocer sin perjuicio de los avances tecnológicos de los que todos disfrutamos. La ciencia avanza, los sistemas constructivos también, pero no tenemos por qué hacerlo a costa de otras cosas, todo debería estar en armonía, sin molestar a nadie, y lo mejor de todo, no es una utopía, se puede conseguir sin renunciar al progreso.

Necesitas estar registrado para ver el contenido

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario