Fecha: 20/07/2015
Idioma: Castellano
Procedencia: IBERNEX

Los avances tecnológicos se implementan en el sistema de salud de manera natural cada vez con mayor frecuencia. La tecnología médica representa el 6, 3% del gasto total sanitario en Europa. En el sector de la sanidad innovar es una necesidad para crecer y avanzar, para seguir aportando a la sociedad. Por un lado, las empresas necesitan diferenciarse con nuevos productos y servicios, y por otro, los profesionales sanitarios necesitan compañías que transformen sus ideas en realidad.

Desde hace años se viene desarrollando el concepto de la trazabilidad en el sector hospitalario para el control de activos e instrumentos. Según el Comité de Seguridad Alimentaria se entiende por trazabilidad como “el conjunto de aquellos procedimientos preestablecidos y autosuficientes que permiten conocer el histórico, la ubicación y la trayectoria de un producto”. Este tipo de seguimiento hace mucho más fácil el flujo de información y de un modo más rápido y seguro; los tiempos se acortan y la gestión se optimiza.

Este mismo proceso de trazabilidad se ha empezado a utilizar con las personas. En el contexto de un hospital se puede controlar la huella que deja el personal, sus horas de trabajo y el desarrollo del mismo. La calidad asistencial aumenta de manera exponencial, permitiendo desarrollar informes sobre las tareas realizadas, la persona encargada de atender una alarma, el momento de inicio y la finalización de la tarea.

El sistema RFID, o identificación por radiofrecuencia, es una tecnología inalámbrica y remota en la cual un dispositivo lector vinculado a un equipo se comunica a través de una antena con un tag mediante ondas de radio. Esta tecnología existe desde hace más de 70 años y se utiliza en numerosas aplicaciones industriales, como por ejemplo en los controles de acceso, para la identificación del ganado o en las tarjetas electrónicas de identificación.


En los últimos años, la tecnología RFID ha entrado con fuerza en el mundo sanitario y tecnológico debido a su creciente difusión en aplicaciones. En la trazabilidad de profesionales sanitarios, se puede realizar el seguimiento de la posición en el edificio donde se encuentra, realizar llamadas de urgencias y gestionar recorridos del profesional hasta la zona de emergencia.

Cada profesional posee su tarjeta de RFID, con la que registrar el movimiento del sanitario en todo momento. En la habitación de cada paciente se sitúan los lectores de tarjetas RFID que disponen de varios botones funcionales, algunos para la generación de alarmas y otro para el registro de presencia de personal médico en la habitación.

El software crea fichas para dar de alta al personal, se asignan tarjetas personalizadas, se registra su acceso y salida (fichaje), se atribuyen las tareas que le correspondan según su categoría, y los pasos de realización de las mismas. Es un sistema que garantiza la seguridad ya que el lector solo lo puede usar el perfil autorizado, así se evitan falsas alarmas por un mal uso.

Cuando el paciente genera una alarma, el sistema notifica al personal sanitario la llamada y a la llegada de la habitación el profesional registra su presencia en la habitación a través del lector RFID. Se registra tanto la salida como la entrada de la habitación de los sanitarios. Gracias a este control se realizan informes exhaustivos de cada paciente y la atención que ha recibido. Se evita duplicar el trabajo y se facilita el chequeo de las habitaciones.

La optimización del centro es real, gracias al software se controlan las rondas y los turnos, se reparten las cargas de trabajo, se automatiza la posibilidad de reforzar el personal de una planta si fuera necesario y la asignación de tareas se realiza de forma programable y periódica. De esta manera, el hospital dispone de indicadores para evaluar su gestión y marcarse nuevos objetivos.

La trazabilidad del personal sanitario no solo mejora la gestión de los centros hospitalarios, también permite reportar los informes a los familiares si así lo requirieran.

Esta tecnología posiciona a los hospitales como centros logísticos inteligentes y la satisfacción y confianza de los pacientes se incrementa.

 


Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario