ArtículosDocumentaciónGases medicinalesInstalaciones
Fecha: 10/10/2016
Idioma: Castellano
Autor: Antonio Fernández Abásolo y Esperanza Quintero Pichardo
Procedencia: Esperanza Quintero Pichardo


Uno de los aspectos claves para realizar una adecuada gestión de gases es el conocimiento de las instalaciones hospitalarias, tanto de las normas que las regulan y las infraestructuras, como de la documentación referente a la estructura física de las mismas, reflejada tanto en los planos originales como en los obtenidos como consecuencia de las posibles modificaciones que sobre las mismas se puedan realizar a lo largo de los años, pues nunca se puede obviar que un hospital es un elemento vivo en continua evolución. Es condición ineludible para ello que el hospital tenga debidamente archivados todos los documentos técnicos de las instalaciones, equipamiento y accesorios, así como los producidos por las modificaciones, conjuntamente con un registro de los controles realizados tanto desde el punto de vista técnico como desde el punto de vista de calidad de los productos.

De forma general, la instalación y mantenimiento de los tanques de almacenamiento así como los dispositivos productores de mezclas o generadores de aire medicinal, generalmente son responsabilidad del laboratorio gasista o proveedor de gases. La Dirección Gerencia del Hospital, conjuntamente con el Servicio de Mantenimiento, Departamento de Ingeniería y Dirección de Servicios Generales, serán los responsables de cumplir el marco normativo vigente de obligado cumplimiento al que está sujeta la instalación, el cual está establecido por reglamentación especifica referente a instalaciones industriales (Reglamento de Aparatos a Presión, Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, etc), con un sistema de revisiones perfectamente detallado y reglamentado, asesorado cuando así lo requiera por el Servicio de Farmacia Hospitalaria.

Todo esto debe quedar perfectamente documentado con registros que permitan su trazabilidad. La intención es dar a conocer eso que el ojo no ve. En los hospitales, los gases medicinales se identifican normalmente por parte del personal sanitario con las tomas que están distribuidas por las paredes y techos del centro hospitalario, a las que se les conecta el equipo y “milagrosamente” sale el producto deseado. El 95% de las instalaciones de generación, almacenaje y distribución de los gases medicinales están fuera del alcance visual de los profesionales sanitarios: los generadores, mezcladores y dispositivos de almacenaje están dentro del entorno físico industrial del centro y las redes van ocultas dentro de la infraestructura del edificio. Esta particularidad hace complejo, incluso para los servicios técnicos competentes, el mantenimiento, control y seguimiento de las redes de distribución.

 

 


El desarrollo temático de este capítulo se estructura en cinco puntos fundamentales:
1. Instalaciones de aire, oxigeno y vacío.
2. Formas de suministro.
3. Fuentes de suministro.
4. Redes de generación y distribución.
5. Características técnicas del equipamiento de la central de gases, unidades médicas y quirúrgicas, accesorios y equipamientos utilizados para una correcta administración.

Se hace referencia al sistema de vacío pues su red de generación y distribución discurre paralela a la de distribución de gases medicinales.

Pueden leer el capítulo entero descargándolo a continuación y en la página web de la autora

 




Necesitas estar registrado para ver el contenido

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario