GestiónInteligencia ArtificalLogística hospitalariaNoticiasServicios HospitalariosSoporte Logístico


Ya se trate de conducir coches, alimentar y ordeñar vacas o realizar operaciones quirúrgicas, los robots salen airosos y están entrando en numerosos mercados. Actualmente existen 1,7 millones de robots en el mundo. Pero esta expansión suscita complejas cuestiones: ¿tienen derechos los robots? Y de ser así ¿cuáles? ¿Qué principios éticos deben respetar?¿Pueden considerarse responsables de accidentes? Ahora los diputados del PE deben abordar estos temas. Lo primero que siempre hay que decirle a la gente es que un robot no es un ser humano y nunca lo será. Un robot puede mostrar empatía, pero nunca sentirá empatía. Podemos llegar a depender físicamente de un robot para ciertas tareas, pero nunca debemos pensar que un robot es un ser humano que nos quiere.

Pueden carecer de emociones, pero no están exentos de las normas. Si un robot hace daño, se debe resarcir ese daño: no solo por parte de su propietario, sino también de sus diseñadores, productores y usuarios. Un lugar especial en el debate lo ocupan los robots autodidactas, diseñados para tomar decisiones por sí mismos. Los diputados del PE han propuesto un seguro obligatorio para ellos, ya que son menos predecibles que las generaciones anteriores. Hasta ahora, en la mayoría de los Estados miembros prácticamente no existe una legislación relativa al uso civil de robots. Los diputados europeos esperan que la Unión Europea se ponga al día.


¿Puede exigirse responsabilidad a un robot por sus actos? Ante las cuestiones que se plantean en materia de responsabilidad y seguridad, los legisladores europeos han decidido ocuparse de lleno del uso civil de los robots.

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario