ArtículosDocumentaciónFontaneríaInstalaciones
Fecha: 13/03/2017
Idioma: Castellano
Autor: Elisenda Serrano
Procedencia: ITALSAN

La evolución palpable de los materiales y el estudio de sus propiedades físicas y mecánicas ha generado un progreso considerable en todos los campos, incluido en las instalaciones de climatización. Este tipo de instalaciones se han venido realizando en materiales metálicos, debido principalmente a su resistencia, pero este tipo de material supone otras muchas desventajas que hemos podido reconocer a lo largo del tiempo. Actualmente, los sistemas de tuberías y accesorios en materiales plásticos, resuelven los problemas planteados en las instalaciones metálicas.

 

De las principales ventajas de las tuberías PPR NIRON CLIMA podemos destacar las siguientes:

 

– 100% Resistente a la corrosión

 

– Menor rugosidad de las superficies

 

– Baja capacidad de transmisión de calor, dispersión térmica y condensación limitadas

 

– Absorción y aislamiento acústico

 

– Alta resistencia a los agentes químicos

 

– Coeficiente de dilatación lineal

 

– Resistencia Mecánica adecuada

 

– Sostenibilidad

 

– Producto totalmente reciclable y amigo del medio ambiente

 

– Reducción de los tiempos de instalación

 

– Resistencia al impacto y a la abrasión elevadas

La corrosión de las tuberías depende principalmente del medio ambiente en que están colocadas, del material de su fabricación y del régimen de funcionamiento a que se ven sometidas, siendo la protección exterior de la tubería la que debe estudiarse con mayor cuidado, debido a que normalmente el medio circundante es más agresivo que el agua que circula por el interior.

 

NIRON CLIMA está fabricado con materiales poliméricos (Polipropileno Ramdon reforzado con fibra de vidrio) con lo que la resistencia a la corrosión queda garantizada al 100%, tanto en el interior de la tubería como en superficie. La presente propiedad tiene dos impactos en la comparación con una instalación realizada con tubería de acero: 1. El polipropileno no necesita ninguna aplicación de protección sea cual sea el medio circundante. 2. Impacto directamente proporcional a la eficiencia energética. Por otro lado, las pérdidas de carga en las tuberías metálicas evolucionan exponencialmente en función del estado de corrosión existente en las mismas. En la Fig.1. se observan los resultados publicados en 2009 por el Profesor Rahmeyer de la Utah State University, donde se relaciona el aumento de las pérdidas de carga en una tubería DN 25 Acero DIN 2440 en función de su estado de corrosión.

 

Para leer el artículo completo haga click aquí


Necesitas estar registrado para ver el contenido

 

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario