DocenciaNoticiasServicios Hospitalarios


Comprar compañías para adquirir nuevos conocimientos que puedan exportar a las compañías locales. Esa es la clave del éxito de los negocios en China. Primero fue el fútbol, después la alimentación y el sector inmobiliario y ahora le ha tocado el turno a la sanidad privada, donde las compañías españolas destacan en el exterior por su calidad a buenos precios. Así, desde hace meses, el radar de los grupos chinos se ha situado en la sanidad privada española, un negocio que quieren imitar en el gigante asiático, un país donde la medicina tradicional todavía está muy arraigada. Además, España es uno de los mejores países donde comenzar la expansión europea.

La última operación se anunció hace tan sólo unos días: el grupo oftalmológico asiático Aier Eye Hospital lanzó una oferta para hacerse con el 100 por cien de Clínica Baviera por 170 millones de euros. Por el momento, seis accionistas del grupo oftalmológico español han firmado compromisos para obtener un porcentaje mayoritario (69,353 por ciento) de las acciones de Clínica Baviera a través de la opa.

En la actualidad, esta compañía española cuenta con más de 75 centros repartidos entre España, Alemania, Italia y Austria. La firma -que fue pionera en cirugía refractiva láser facturó 91,5 millones a cierre de 2016, un 7,1 por ciento más que en 2015, y logró un resultado neto de 7,9 millones de euros, un 64,2 por ciento más que en el ejercicio anterior. Con esta operación Aier Eye Hospital desembarca en el mercado oftalmológico europeo, donde no está presente. Hasta la fecha, cuenta con 130 hospitales oftalmológicos en Asia y dos clínicas en Estados Unidos.

Pero no ha sido la única. Los grupos chinos se han mostrado interesados por numerosos activos sanitarios españoles e, incluso, han participado en algunos procesos como la venta de los Hospitales Quirón por parte del fondo de capital privado CVC -que finalmente adquirieron los alemanes de Fresenius Helios – o los Hospitales Nisa -que quedaron en manos de Vithas, el negocio sanitario de la familia Gallardo-.


Las firmas ya controlan 17 hospitales, la Clínica Baviera y pujan en más compras

Por otro lado, el pasado año las dos mayores firmas de centros de oncología de España pasaron a manos asiáticas, concretamente al grupo estatal China Resources. Primero fue la madrileña Imoncology (antes denominado grupo IMO, Instituto Madrileño de Oncología), que posee 12 centros especializados repartidos entre Madrid, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía), la que cambió en el mes de mayo de propietarios y pasó a manos de la firma australiana GenesisCare (que compró al fondo español Nazca). Posteriormente, el grupo australiano decidió poner a la venta la participación del 45 por ciento que mantenía en su accionariado KKR y lanzar una ampliación de capital de 300 millones de euros. A esta operación acudió el conglomerado chino de inversión China Resources, que además de hacerse con el 45 por ciento en venta de KKR ha llegado a otros acuerdos para comprar parte del 55 por ciento restante.

Por último, el grupo andaluz Oncosur se unió al conglomerado a finales de septiembre, al llegar a un acuerdo para integrarse en la red de centros de Imoncology. Este grupo, con sede en Málaga, gestiona cinco clínicas oncológicas en Córdoba, Granada, Jerez y Algeciras, además de un centro de oncología veterinaria en Cabra (Córdoba).

Séptimo país receptor de sus inversiones

España ha pasado en el último año de la novena a la séptima posición entre los países europeos con mayores inversiones llegadas de empresas chinas. En 2016 invirtieron 1.708 millones, lo que supone multiplicar por 3,8 veces la cifra del ejercicio anterior, según los datos de Baker & McKenzie. Alemania y Reino Unido lideran estas inversiones, que superaron los 43.000 millones de euros.

Galería de imágenes:

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario