ArquitecturaArtículosBIMDocumentaciónTecnología
Idioma: Castellano
Autor: Elisenda Serrano Martorell
Procedencia: Italsan

Nos encontramos en la era de la información, dónde los datos son el combustible de la construcción. Información que cada vez coge mayor relevancia y necesidad de ser exacta. En la construcción se empieza a usar metodología BIM (Modelado de la Información para la Edificación) cómo base de los proyectos, pero, ¿Qué es BIM? Muchas veces escuchamos que BIM es un nuevo software, un modelo 3D, una base de datos, y podríamos decir que BIM no es nada de eso, sino que es una nueva metodología de trabajo que engloba todo lo anterior y lo pone en orden. Para decirlo de manera resumida y sencilla, gracias a la metodología BIM podemos construir nuestro edificio virtual. La construcción se está volviendo cada vez más exigente para conseguir proyectos eficientes. Las propiedades exigen edificios mejor construidos en menor tiempo y más económicos. Lo que influye en que constructoras, arquitecturas e ingenierías trabajan bajo presión buscando mejorar su productividad. Esto ha llevado al uso del BIM, con el cual se pueden optimizar recursos consiguiendo un mayor rendimiento tanto en proyecto como en obra, dónde además se consigue reducir los desvíos económicos. Existen varios softwares BIM en el mercado, en este caso, nos centraremos en Revit, por ser el software más usado en España en ingenierías. Revit MEP es la parte del software para el modelado de las instalaciones mecánicas, fontanería y eléctricas.

 

Revit MEP nos permite proyectar todas las instalaciones teniendo en cuenta la arquitectura y estructura, de manera que se puedan evitar todas las colisiones que hasta ahora se detectaban en obra. Esto implica un trabajo colaborativo entre todos los agentes activos del proyecto. Y aquí encontramos la esencia del BIM. Para poder sacar el máximo beneficio a un proyecto tiene que haber un trabajo colaborativo. Sin ello, podemos tener un modelo 3D excelente con información de los objetos, pero que una vez realizada la obra no aporte ningún valor.

 

Por lo tanto, comprobamos que la base de la metodología BIM se establece en el cambio de la metodología de trabajo que tenemos actualmente. Una vez asimilado este cambio, empezar a trabajar en BIM será bastante más sencillo. En este punto cabe destacar que los fabricantes, que hasta ahora tan solo tenían que proporcionar una ficha técnica en PDF, adquieren un papel fundamental en el diseño de estos edificios. Ya que deben proporcionar objetos virtuales, buscando el punto óptimo entre el diseño y la información a proporcionar. En la figura 2 se observa un accesorio de tubería dónde se especifican todas sus medidas y coeficiente K para los cálculos que Revit ofrece. De manera que tanto ingeniería, como instalador y mantenedor sabrán en todo momento que tipo de pieza necesitan y con que características técnicas.

 

En este artículo, vamos a intentar resumir como la metodología BIM nos ayuda en los procesos MEP, coordinando la arquitectura y trabajos estructurales. Cuando el proyecto llega a la ingeniería, normalmente tanto arquitectura como estructurista ya han hecho su trabajo y se empieza a trabajar sobre esa base. El problema es que cuando el ingeniero ha hecho el proyecto, el arquitecto suele presentar cambios que afectan a todo el proyecto MEP, lo que, o bien hace rehacer las instalaciones o habrá que resolver las interferencias en obra, repercutiendo en un desvío económico y de tiempos. Revit consigue solventar este dilema, gracias al trabajo colaborativo.

 

Con la opción de colaborar conseguimos trabajar simultáneamente todas las disciplinas, lo que nos permite observar los cambios en tiempo real, de manera que cualquier cambio realizado en el proyecto se refleja en todos los agentes implicados, obteniendo lo que debería de ser nuestro edificio virtual, y evitando cualquier desvío tanto económico como temporal.

 

Revit MEP nos permite realizar un modelo 2D en planta, y automáticamente crea el resto de vistas, alzados, secciones, 3D, etc. En la figura 4, se observa un grupo de bombeo desde varias vistas. Gracias a los modelos paramétricos, nos permite que cualquier cambio realizado en una de las vistas se representará automáticamente en el resto y los ingenieros puedan trabajar directamente sobre el modelo, dónde los propios dibujos son la parte de información de nuestro edificio.

 

Pero no nos centramos solo en el modelo, Revit MEP, nos ofrece la posibilidad de realizar cálculos mecánicos. Podemos hacer cálculos de pérdidas de carga, para ello es necesario que tanto tubería/conducto como uniones y accesorios estén bien configurados; cálculos energéticos, con los que sacar la carga de refrigeración/calefacción; y cálculos de auto dimensionamiento, en circuitos cerrados en los que no haya que aplicar un coeficiente de simultaneidad.

 

 

A modo de resumen…

 

Descargue el artículo completo


Necesitas estar registrado para ver el contenido

 

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario