ArtículosDocumentaciónServicios HospitalariosUnidades Hospitalización
Fecha:
Idioma:
Web:
Autor:
Procedencia:


El artículo presenta el relato de la que podría ser la experiencia vivida por una persona hospitalizada en una unidad de psiquiatría cualquiera. Los datos se generan mediante la observación no participante, entrevistas informales y la propia experiencia asistencial de los autores. La persona protagonista está hospitalizada de forma involuntaria en una unidad de agudos de psiquiatría, ha recibido del “sistema” la etiqueta diagnóstica de psicosis. A través de su mirada, los autores reflexionan en torno a las percepciones y vivencias que le acontecen en relación con el devenir cotidiano del hospital, y por supuesto con el cuidado recibido por las enfermeras de la unidad.

_______________________________________________________________________________________________

 

El despertar

Abro los ojos y miro a mi alrededor…..son las siete y cuarto de la mañana y estoy en la misma habitación que ayer. Se trata de una habitación de unos quince metros cuadrados con dos camas, dos mesitas de noche y dos armarios cerrados con llave, además hay un baño con ducha. Posee un amplio ventanal con vistas excelentes, pero lo cambiaría todo por no
estar aquí. Efectivamente, sigo encerrado en la sala de psiquiatría, y ya van dos días.

Apenas a cincuenta centímetros de mi cama duerme otra persona que hasta hace escasas doce horas era totalmente desconocida para mí. Aún no me atrevo a decirle nada, me da miedo, respeto. Ayer gritó a las enfermeras de la tarde, por la noche empujó a una señora y lo tuvieron que atar. Sin hacer mucho ruido me acerco al baño e intento dirigirme hacia el
pasillo de la unidad. Mi habitación es la primera de las doce habitaciones dobles a derecha y cinco más a izquierda que cuento. Justo detrás tengo la puerta de salida al vestíbulo de los ascensores, esa puerta está cerrada (como todas aquí), y para mí es la puerta de la libertad.

 

Siga leyendo el artículo en el siguiente enlace.



Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario