ArtículosArtículos destacadosBig DataDiseño y ReflexiónInstalacionesIOT Internet de las cosasSmart Hospital
Fecha: 28/06/2017
Idioma: Castellano
Autor: Jiménez, MA. Arq, Responsable de Innovación en Servicios de PINEARQ.
Procedencia: Pinearq

El concepto Smart y su expansión

 

Desde hace algunos años, el anglicismo Smart se ha ido estableciendo como el término predominante para englobar la nueva generación tecnológica que permite el intercambio de datos entre múltiples dispositivos, generando nuevos métodos para monitorizar y controlar diversos sistemas mediante redes de comunicación inalámbricasde gran alcance y complejidad.

 

Dos grandes ideas impulsan esta evolución digital cada vez más presente en nuestro día a día: la generación e intercambio de Datos y la Movilidad relacionada a su accesibilidad. El despliegue cada vez más extendido de las herramientas digitales implica un incremento exponencial de la producción de información digital (el denominado Big Data) y la facilidad con que accedemos a ellos, estableciendo una conectividad constante entre los múltiples componentes de un sistema (ordenadores, dispositivos, sensores, servidores, personas, etc.) que puede procesar grandes cantidades de datos y comunicarse automáticamente con otros sistemas. Esta nueva realidad, que resultaba difícil de imaginar hace tan solo una década, se sustenta en una nueva generación conceptos tecnológicos complementarios: Machine learning (ML), Machine to Machine communications (M2M), Cloud computing, Blockchain computing, Internet de las cosas (IoT), etc.

 

Aunque se fundamenta en avances tecnológicos, el concepto Smart no es exclusivo de las TIC o de un sector en particular; por el contrario, es una denominación multisectorial que está rediseñando los sistemas, flujos y organización de actividades tan diversas como el entretenimiento, la logística, el comercio, la banca o la seguridad.

 

En el sector del diseño y la construcción de edificaciones las aplicaciones de este concepto son múltiples, desde sensores para la monitorización geotécnica o de comportamiento estructural en la industria de la construcción hasta el uso de IoT para gestionar los servicios e instalaciones desde una perspectiva del usuario. En este último campo destaca The Edge, sede de la compañía Deloitte en Ámsterdam, considerado por muchos como el edificio más inteligente del mundo. Entre otros avances, integra una amplia red de sensores que puede relacionar el movimiento de personascon la ocupación de espacios comunes, los niveles de iluminación, humedad y temperatura, recordando las preferencias de cada usuario y personalizando su experiencia dentro del edifico.

En la fase de diseño, la popularización de herramientas BIM involucra a los arquitectos e ingenieros en el ciclo de generación y comunicación de datos aun nivel de precisiónque abre nuevas posibilidades no sólo en el control de la calidad y la eficacia de la colaboración entre múltiples grupos de trabajo, sino también en la conexión digital entre el diseñoy los sistemas que gestionarán la vida útil de edificio. Además, la gran cantidad de información que se puede incrustar en BIM ofrece también capacidades de simulación para conocer detalladamente el comportamiento tanto de uso diario como en situaciones críticas.

 

Las nuevas tecnologías en el campo de la Salud

 

En el campo de la salud, la investigación científica ya está incorporando la revolución digital para generar un conocimiento más precisoy desarrollar técnicas y tratamientos más efectivos.Desde el punto de vista informático, las organizaciones a cargo de la salud cuentan con la gran ventaja de contar ya con grandes y diversas cantidades de datos bien estructurados, como es el caso de muchas organizaciones y agencias nacionales de salud e investigación.

 

Tal vez el ejemplo más evidente de este nueva orientación en los sistemas de salud lo constituyan las aplicaciones para smartphones relacionadas con la salud y el bienestar, un mercado que no ha llegado a su madurez en cuanto a calidad de los servicios pero que se expande rápidamente; solo en EE.UU., se espera que el mercado mHealth, valorado en US$10,200 millones, alcance un valor de US$31,000 millones en 2020.

 

Al mismo tiempo, existen otras tendencias quetendrán un gran efecto sobre la evolución del sector sanitario y sus infraestructuras. Entre las más relevantes se encuentra la bio-telemetría, que consiste en la monitorización remota de funciones corporales para controlar el estado de pacientes fuera del centro hospitalario, fortaleciendo las estrategias de prevención, diagnóstico y tratamiento y por lo tanto, con una implicación directa sobre las capacidades de atención de los centros hospitalarios.

 

 

Algunos otros ejemplos de la creciente relevancia de las nuevas tecnologías en la investigación médica son: la aplicación de contenidos de realidad virtual aplicada a tratamiento de enfermedades mentales, fobias o adicciones; el procesamiento computacional aplicado en el análisis de Big data para encontrar las drogas ideales, de entre una selección de miles, para tratar una enfermedad en particular, reduciendo drásticamente el tiempo de investigación y desarrollo de fármacos; o el uso de algoritmos computacionales incorporados en herramientas de diagnóstico y detección asistido por computadoras (CADD) para detectar nódulos pulmonares, diagnóstico de pólipos de colon y detección de cáncer de mama.

 

 

 

Hacia el Smart Hospital

 

A pesar de los grandes avances que la información digital y las telecomunicaciones están facilitando en la investigación científica, los hospitales continúan adoptando tardíamente los conceptos de ingeniería industrial y tecnología informática que constituyen el paradigma Smart. Esta reticencia puede explicar por tres factores principales:

 

• La inflexibilidad y lentitud de cambio de la normativa que rige tanto el diseño como la gestión de los centros hospitalarios.

 

• La noción de complejidad técnicaque se tiene sobre el despliegue de las herramientas y redes Smart y su interferencia con otros equipos, reforzada por la falta de estándares de interoperabilidad entre sistemas y dispositivos.

 

• La privacidad de…

 

 

 

Para terminar de leer Hacia el Smart Hospital y las conclusiones  del artículo descárguelo a continuación.

 


Necesitas estar registrado para ver el contenido

 

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario