Las nuevas instalaciones son dos habitaciones que permiten tratar pacientes oncológicos incluyendo pediátricos con estancias que van de las 8 horas a los cuatro días.

La construcción de las instalaciones ha durado dos años con un coste de 85.000€. Un estudio multidisciplinar ha diseñado este nuevo espacio formado por profesionales del Servicio de Medicina Nuclear, Física y Protección Radiológica y la dirección de Mantenimiento y Obras junto con el personal del “Institut de Diagnòstic per la Imatge”.

El tratamiento nuclear con radiofármacos utiliza moléculas radioactivas dirigidas directamente al tumor para tratar la enfermedad. Este tipo de tratamiento permite diseñar cada tratamiento a la medida de cada paciente. El paciente recibe la mínima radiación necesaria para curar su enfermedad y posteriormente necesita quedar ingresado en aislamiento para evitar irradiar a otras personas en instalaciones blindadas y dotación de sistema de residuos.

Un diseño pensado para el confort del paciente
La novedad que incorporan las habitaciones es que el diseño está pensado para mejorar el confort de los pacientes, en especial a los pacientes pediátricos.
La nueva unidad se divide en dos habitaciones que a la vez pueden convertirse en cuatro puntos de tratamiento con capacidad de atención a cuatro pacientes de forma simultánea. Para aislar la radiación de la habitación esta forrada con plomo en las paredes, suelos y techos e incluso la puerta que tiene un peso de dos toneladas.

Incorpora la novedad de una ventana que da al exterior, convirtiendo la habitación de aislamiento en una habitación más parecida a la de un ingreso convencional. La novedad más destacada es una ventana que comunica con una sala anexa y un sistema de interfono para que el paciente pueda hablar con el exterior minimizando así la sensación de aislamiento y soledad ya que los familiares pueden acompañar al paciente durante su aislamiento solo separados por un vidrio plomado.

 


Hoy Hospitecnia hemos visitado la nueva unidad de terapia de medicina especializada para tratar el cáncer infantil

Sistema de seguridad
Las nuevas medidas de seguridad consiguen minimizar la radiación a los trabajadores, familiares y acompañantes del paciente. Todo el proceso de gestión de residuos está controlado con sistemas electrónicos a distancia a la vez que también se incorporan sistemas de seguridad por cámara.

Gestión de residuos
La orina de los pacientes se tiene que mantener en unos tanques durante un periodo de tiempo necesario para bajar los niveles de radiación. Este proceso se controla electrónicamente a distancia minimizando así el riesgo de radiación al exterior.

El nuevo equipamiento en marcha
La unidad se puso en marcha en abril y ahora ya funciona al 100% pudiendo atender unos 600 pacientes al año, un 90% de ellos son adultos afectados de cáncer de tiroides y tumores neuro endocrinoes. El resto son pacientes pediátricos con las mimas patologías o neuroblastomas. Vall d`Hebron se convierte en centro de referencia para los niños que necesiten recibir este tratamiento en Cataluña.

Galería de imágenes:

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario