ArquitecturaArtículosArtículos destacadosDiseño y ReflexiónDocumentaciónUrbanismo y Paisajismo

Fecha: 18/10/2017

Idioma: Castellano

Web: ver aquí

Autor: CASA SOLO

Procedencia: CASA SOLO

 

El proceso de elección de un terreno para construir un hospital es uno de los primeros pasos en el proceso de diseño y construcción de centros sanitarios de obra nueva. Se trata de una fase que requiere especial atención ya que conseguir un solar adecuado facilita mucho el proceso de diseño y construcción posterior.

Para ello es importante hacer un análisis de los distintos parámetros que influyen en la elección de un terreno para construir un hospital.

Ubicación del solar
En primer lugar debemos estudiar toda una serie de factores referentes a la localización del solar y a los elementos que lo rodean y afectan.

Tejido urbano y social
El tejido urbano que compone cada barrio varía en función de la tipología edificatoria y la estructuración de los espacios libres.

En el momento de elegir un terreno para construir un hospital es importante comprobar las características que presenta el barrio, como la densidad de población, si cuenta con jardines o espacios verdes, la tipología y cantidad de los edificios públicos de los que cuenta o el perfil de las personas que lo habitan.

En este sentido será interesante optar por zonas residenciales donde haya demanda de hospitales, o bien zonas más aisladas pero con una buena conectividad. También resultará imprescindible el análisis urbano de los hospitales existentes más cercanos, para ver qué servicios sanitarios son más necesarios en la zona.

Además, si el solar cuenta con zonas verdes próximas, será un factor positivo que complementará el centro sanitario.

Accesibilidad en transporte público y privado
Junto con el análisis del tejido urbano y social es esencial buscar un terreno para construir un hospital que cuente con una buena accesibilidad, tanto en transporte público como privado.

En este sentido, la conectividad en transporte público cobrará especial importancia ya que permitirá el acceso al hospital a todos los colectivas, puedan o no movilizarse independientemente en un vehículo privado.

Morfología del terreno para construir un hospital
Una vez hecho el estudio urbano y sociológico de la zona, nos centraremos en las características del propio solar.

Dimensión
La dimensión de un terreno para construir un hospital es un punto clave en el momento de seleccionar el solar adecuado. Se trata de edificaciones de gran magnitud que necesitan grandes superficies para poder desarrollar bien todo el programa funcional.

No obstante los metros cuadrados necesarios variarán mucho en función de si vamos a construir un centro hospitalario completo, una clínica especializada o bien un centro socio-sanitario, entre otros.

Por ejemplo, podemos encontrar hospitales en solares de 6.000m², otros que ocupan una superficie de 30.000m² e incluso algunos de mayor extensión en 90.000² de terreno. Esta magnitud oscilará en función del tejido urbano en el que nos encontremos, la cantidad de alturas que sea posible edificar, la compacidad del edificio o la necesidad o no de incluir espacios exteriores o zonas de aparcamiento en superficie propias del hospital.

Topografía
En cuanto a la topografía es esencial conocer los límites reales así como la pendiente del terreno, a través de un levantamiento topográfico.

Es necesario tener en cuenta que a mayor pendiente mayor complicación de excavaciones y muros de contención que pueden incrementar el coste de las cimentaciones y del total de la construcción.

Además, la pendiente del terreno para construir un hospital también está estrechamente relacionada con el subsuelo puesto que no es lo mismo un terreno en pendiente cuyo subsuelo sea resistente que un subsuelo blando que no soporte peso. De este modo, el peor de los casos sería un terreno con mucha pendiente en el que el sustrato resistente a mucha profundidad.

No obstante, en algunos casos, la pendiente también puede convertirse en una ventaja ya que nos puede permitir construir un hospital escalonado y adaptado al terreno, adosando una parte del mismo al terreno natural para obtener, de este modo, un mejor funcionamiento térmico.

Orientación e insolación
Junto con la topografía y la dimensión también es importante considerar la orientación y la insolación del terreno para construir un hospital, es decir, la incidencia de radiación solar que recibe el terreno.

Este parámetro variará en función de si nos encontramos en la ladera norte o sur de una zona montañosa, la cantidad de vegetación existente alrededor del terreno o la sombra que puedan proyectar las edificaciones vecinas.

En cuanto a la orientación, siempre es preferible optar por orientaciones sur o sureste para tener el máximo de luz natural y obtener espacios luminosos dentro del centro sanitario.

Para seguir leyendo debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

Para descargarse la documentación relacionada debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

 

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario