Área de CalidadDocumentaciónDocumentosDocumentos destacados

Fecha: 01/03/2013

Idioma: Castellano

Web: ver aquí

Procedencia: IDIS

 

 

PRESENTACIÓN DEL ESTUDIO

PACIENTES Y PROFESIONALES SANITARIOS, NUESTRO PRINCIPAL OBJETIVO
Con esta nueva edición del informe sustanciamos nuestro principal objetivo como organización que no es otro que el de tratar de poner en valor la ingente aportación de la sanidad de titularidad privada a la salud y el bienestar de los ciudadanos.

La salud sin duda es el bien más preciado y a veces el que más cuesta conservar por diferentes motivos. Hoy vivimos dentro de un nuevo modelo de sociedad que está sufriendo a su vez un cambio sin precedentes, un reto que viene motivado por la sociedad del conocimiento y la innovación en su más amplio sentido, las asimetrías sociales, el envejecimiento demográfico y la cronicidad.
Este nuevo modelo sin duda aporta grandes dificultades que hemos de saber resolver, en todos los ámbitos, pero en el sanitario muy especialmente. Por un lado, hemos de saber despejar la incógnita de la solvencia y la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario sustentado a día de hoy en una Ley General de Sanidad que cuenta con más de treinta años de vigencia. Por otro hemos de saber conciliar la ingente demanda de productos sanitarios y servicios de salud con la solvencia del sistema.
La demanda asistencial crece y se verá incrementada exponencialmente por la deriva poblacional y por sus consecuencias lógicas, España es ya el tercer país más envejecido tras Japón y Corea según los datos de la OCDE y el segundo del planeta en porcentaje de personas que superan los 85 años.
En un sistema en el que la realidad presente y el futuro nos lleva a una espiral de necesidades de productos y servicios de salud solo hay una fórmula para abordarla, destinando más recursos en términos financieros y humanos, cambiando el modelo y las estructuras asistenciales hoy centradas en pacientes agudos y a la vez aplicando criterios de gestión eficiente a todos los elementos y palancas que articulan el sistema, teniendo muy en cuenta la necesaria cooperación público-privada.
En este sentido, una gestión eficiente junto a una concienciación y empoderamiento adecuados del paciente, sintiéndose el ciudadano realmente corresponsable de la gestión de su propia salud y del propio sistema pueden contribuir a reorientar de nuevo la brújula de la sostenibilidad.
Existe un consenso entre los diferentes expertos en que la solvencia de nuestro sistema depende en gran medida de la forma en que seamos capaces de gestionar todos los recursos disponibles, tanto los del entorno de provisión pública como los que provienen del sector privado de la sanidad, todos son necesarios y además han de ser articulados de una forma sinérgica, bien planificada y estructurada y acorde con las necesidades reales del ciudadano.
A este panorama plagado de retos se une el de la incorporación de la innovación tecnológica, farmacéutica y biotecnológica fundamentalmente. Hoy en día, la medicina y el cuidado de la salud asientan sus raíces en las grandes posibilidades que nos ofrece la ciencia y la sociedad del conocimiento, desde los grandes avances disruptivos en diagnóstico y tratamiento pasando por la monitorización de constantes a distancia, la medicina no presencial, la robótica, la impresión 3D, la realidad virtual o la gamificación hasta las tecnologías de análisis masivo de datos (Big Data, Small Data, etc…) fruto del incremento exponencial en la capacidad de almacenamiento y computación.
Todas ellas y otras muchas más que han de llegar, una vez que la ciencia y el conocimiento no cesan, hemos de saber articularlas dentro de nuestro sistema viendo en su implantación y aprovechamiento una oportunidad de mejora evidente de los resultados de salud obtenidos. La tecnología, la innovación fruto del emprendimiento privado en sanidad son parte de la solución y no forman parte del problema como algunos parecen estar empeñados en demostrar.

Qué diferente sería el panorama actual si consiguiéramos entre todos impulsar y estimular la necesaria cooperación entre todos los operadores y agentes del sector. Solo el consenso, el diálogo en un contexto de despolitización de nuestra Sanidad ahuyentando el fantasma del cortoplacismo son las bases sobre las que sustentar una estrategia sólida de futuro.
Esta nueva edición del informe “Sanidad Privada, aportando valor. Análisis de situación 2017”, reitera todos nuestros valores como sector poniendo blanco sobre negro una realidad patente de la cual nos sentimos todos los operadores sanitarios especialmente orgullosos: que el entorno del emprendimiento privado en Sanidad es fundamental en el sostenimiento del sistema sanitario, de la economía, del tejido empresarial y del empleo; que es esencial en la prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad y en el cuidado de los pacientes; y que es determinante en el avance tecnológico, en la mejora de la calidad y en la formación de profesionales.
En la lectura de este informe podemos encontrar datos suficientes que sustentan todas estas afirmaciones. En la Fundación IDIS sostenemos que solo mediante el análisis exhaustivo de los datos ofrecidos de una forma honesta, abierta, accesible y transparente es como podremos encontrar las soluciones más adecuadas sobre las que consolidar la necesaria reforma de nuestro sistema adaptándolo a las nuevas necesidades y circunstancias sociales.
En ese sentido, hemos de estimular la fórmula del consenso y el pacto que tantos beneficios ofrece siempre que se articula. Disponemos de un sistema descentralizado con 17 servicios de salud y si algo tienen en común es la dificultad en su financiación, a partir de ahí, en nuestros días, surgen medidas y propuestas de todo tipo y condición, muchas de las cuales tratan de echar por tierra lo que tanto nos ha costado construir entre todos, una cooperación público-privada eficaz, eficiente y efectiva con sus diferentes modelos actuales que tantos beneficios aporta a nuestra sociedad en términos de descarga de presión financiera y asistencial entre otros. No hemos de olvidar que cerca de diez millones de españoles (más de un 20% de la población) utilizan asiduamente los servicios y centros de la sanidad privada.
En momentos de extraordinaria complejidad como el actual es fundamental sumar y no restar, sumar todas las capacidades posibles de cara a hacer frente a un objetivo común, el de ofrecer a nuestros ciudadanos lo mejor en términos de innovación, conocimiento, pericia y resultados y además hemos de saber hacerlo a tiempo. Nuestra sociedad, con las capacidades que poseemos todos y con la tecnología de que disponemos no puede estar embarrancada en listas de espera cada vez más dilatadas y exasperantes, no debe ser esta la consecuencia de una sociedad que aspira a liderar este siglo XXI cargado de retos y oportunidades.
En este ámbito de colaboración y sinergia es donde hemos de esforzarnos todos en generar nuevos modelos de cooperación que nos lleven a ocupar de nuevo los primeros lugares de los países de nuestro entorno, hemos de saber liderar el cambio. Es una gran oportunidad la que se nos ofrece y para ello hemos de empezar por normalizar la interrelación público-privada al igual que ya lo está en los países del entorno geográfico europeo, independientemente de si pertenecen a un modelo sanitario u otro. Es fundamental desterrar la politización de la sanidad de una vez por todas por el bien y el bienestar común.
Remar juntos es lo que nos llevará a alcanzar la meta que todos perseguimos y que no es otra que el mayor nivel de progreso para nuestra sociedad y el mejor futuro para las generaciones venideras. En definitiva, hemos de saber dejar una huella lo más profunda posible en términos de sostenibilidad especialmente en materia de sanidad, salud y bienestar.

 

Adolfo Fernández-Valmayor
Presidente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS)

 

Para descargarse la documentación relacionada debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

 

 

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario