ArtículosArtículos destacadosBIMDocumentaciónEquipamiento MédicoTecnología

Fecha: 22/01/2018

Idioma: Castellano

Web: ver aquí

Autor: Caterina Vidal, Ingeniera industiral, Ingeniera biomédica

Procedencia: Biorem (D’Enginy biorem S.L.)

 

Al igual que de cualquier otro capítulo del proyecto, el equipamiento médico se incorpora al entorno BIM con la voluntad de completar todas las etapas de desarrollo del nuevo hospital, incluyendo la fase de uso.

Diseño equipamiento médico: herramientas de planificación

Para diseñar un plan de equipo biomédico de un hospital nuevo, se usan hasta el momento aplicaciones de gestión de activos, más o menos especializadas en el entorno biomédico, y con más o menos módulos de gestión de información: especificaciones técnicas de los equipos, datos comerciales, fotografía o dibujo de cada ítem, etc.

Ejemplo de rutina Dynamo

Imagen 1: Herramientas de planificación de equipo biomédico

 

La base teórica de funcionamiento de los aplicativos disponibles en el mercado, o los de uso privativo del propietario, es sencilla: se asignan a cada espacio del nuevo hospital los equipos que le corresponden para dar cabida a la actividad sanitaria o auxiliar que tendrá lugar. Actualmente, en el mercado se usan aplicaciones como SEPS2BIMTM, CodeBookTM, EquiplanTM , CodekipTM o ECRI-SelectPlus TM , entre otras.

La dotación de cada sala -verdadero núcleo del know-how del ingeniero biomédico y de las que no hablaremos en este redactado- puede ser o no ofrecida por dicha aplicación como “sala tipo” o “área de base”. Esto facilita el trabajo preliminar de equipar en primera instancia y como punto de partida para acomodar las dotaciones estándares a las dotaciones que realmente cubrirán las necesidades del hospital específico.

 

Planificar equipamiento con aplicaciones BIM-ready.

La irrupción del entorno BIM plantea al equipado biomédico la elección de la mejor herramienta de diseño y planificación: ¿seguir equipando con una aplicación propia de gestión de activos médicos o pasar a equipar gráficamente desde el modelo BIM del nuevo hospital?

Para ayudar a la decisión, la mayoría de estas aplicaciones de gestión de activos médicos han incorporado a sus robustos diseños módulos de comunicación con los entornos gráficos BIM, a base de protocolos estándares de programación e incluso en base Microsoft Excel. Esto ha convertido estas aplicaciones en suites BIM-ready, que pueden equipar gráficamente un modelo BIM de un hospital a partir del plan de equipamiento realizado en la aplicación, sea cual sea el formato nativo del plan de equipamiento, si la aplicación está efectivamente preparada.

En estas aplicaciones, el proyecto empieza con la incorporación del modelo arquitectónico, habitualmente en 2D; después se usan los menús estándares de provisión de equipamiento biomédico bien desde una base de datos de todos los equipos, bien desde la pre-dotación por salas. A estos equipos se les puede modificar cualquier atributo de interés para el proyecto, ya sea de características técnicas, de preinstalaciones o información comercial.

Algunas de estas aplicaciones comercializadas ya vienen cargadas con bases de equipamiento biomédico estándares, con código identificativo y características básicas. Otras no disponen de catálogo previo y hay que llenarlo antes de empezar el primer proyecto, lo cual demora y encarece su puesta en marcha, pero el trabajo ya quedará almacenado para los futuros casos.

Sea como sea, hay que contar con un trabajo de parametrización de cada equipo para adecuarlo al proyecto real: código de identificación del MINSA para el cual se trabaja, nombre traducido al entorno geográfico, adecuación de las prestaciones, etc. Este trabajo es también detallado y costoso, pero nos hemos asegurado su incorporación al modelo arquitectónico de manera inmediata porque estamos trabajando en el entorno de la aplicación BIM.

 

Pero, ¿y si nuestro formato de plan de equipamiento no es BIM-ready?

En algunos organismos públicos tanto en Europa como en América, los planificadores de equipamiento biomédico trabajan con herramientas ofimáticas estándares que cumplen sus requisitos para  equipar (Microsoft Excel, Microsoft Access o sus equivalentes). En el caso de no disponer de una aplicación específica, o de que la aplicación de trabajo no sea BIM-ready, solamente se requiere que el formato del plan de equipamiento sea una hoja de cálculo, y podrá protocolizarse su entrada al modelo BIM de manera relativamente sencilla…

 

Para seguir leyendo le artículo y descargarse la documentación relacionada debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

Documentos:

Para descargarse la documentación relacionada debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario