Los sistemas convencionales de alcantarillado, utilizan la fuerza natural de la gravedad como impulsora de las aguas y por ello su coste resulta muy económico. Pero en otros proyectos, las condiciones no son tan favorables, como por ejemplo, cuando es necesario la instalación de varias estaciones elevadoras o en suelos muy duros o con alto nivel freático.
Así pues, se trata de un sistema de canalización muy económico y que reduce extraordinariamente los gastos de inversión, lo que redunda en un mayor beneficio y una menor agresión medioambiental.
Temoinsa
http://www.temoinsa.com/temvac.htm

Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario