ArtículosArtículos destacadosDocumentaciónSEGLA

Fecha: 2018

Idioma: Castellano

Web: Ver aquí

Autores: Luís López López y Francisco Javier Membrives Palenzuela, Ingeniero Técnico Industrial

Procedencia: SEGLA

 

 

El presente trabajo trata de definir los parámetros que debe cumplir un quirófano tipo A de flujo unidireccional, es decir, de altas prestaciones en cumplimiento de la futura Norma Europea EN- 16244-2.

No trataremos el cálculo de las cargas térmicas, así como las perdidas y aportaciones de calor del quirófano y salas anexas puesto que no es motivo del curso. Por tanto se indicarán a modo de resumen para establecer las necesidades internas del local.

 

INTRODUCCIÓN

En los Hospitales la ventilación y el acondicionamiento del aire ha de cumplir con una serie de requisitos especiales, inherentes con las propias funciones y considerando la susceptibilidad de los pacientes. Además del mantenimiento del clima ambiental, uno de los cometidos específicos de la instalación de acondicionamiento de aire es la reducción de la concentración de agentes contaminantes, tales como microorganismos, polvo, gases narcóticos, desinfectantes, sustancias odoríferas u otras sustancias contenidas en el ambiente.

La ventilación es una herramienta que permite mantener unas condiciones de trabajo seguras y saludables reduciendo o eliminando los contaminantes ambientales generados en el lugar de trabajo. Si además el aire de ventilación se climatiza permite trabajar en condiciones confortables.

Dadas las altas exigencias de calidad ambiental exigidas por el tipo de trabajo que se realiza en los quirófanos, éstos reciben un tratamiento diferenciado en función de las características específicas de su utilización, siendo la de este proyecto la de un quirófano Tipo A, aplicando el proyecto de la Norma EN-16244-2, en sus anexos:

 

– Parte 1: Ventilación en hospitales – Requisitos generales

– Parte 2: Ventilación en hospitales – Zona quirúrgica

 

De acuerdo con esta norma los quirófanos se clasifican en: quirófanos tipo A, que son los que tienen un nivel de asepsia más elevado.

Los objetivos que debe perseguir una instalación en este tipo de entornos son los siguientes:

 

– Asegurar que las condiciones de confort térmico son satisfactorias

– Minimizar la posibilidad de infecciones nosocomiales (aquellas que se contraen durante la estancia en el hospital por razones ajenas a la enfermad que motivo el ingreso)

-Asegurar que no existen contaminantes en concentraciones por encima de los valores establecidos en la norma

– Asegurar que la instalación se puede mantener en condiciones higiénicas satisfactorias

 

Las razones por las que nos hemos decidido a realizar este tema, han sido producidas al desarrollar nuestro trabajo en la parte de Ingeniería y mantenimiento de un Hospital.

 

Este artículo se encuentra dentro del número 29 de la revista Biotecnología hospitalaria, revista de calidad ambiental interior en hospitales, laboratorios, animalarios y salas de ambiente controlado.

 

Para descargarse la documentación relacionada debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

 

4 (80%) 1 vote
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario