ArtículosArtículos destacadosEquipamiento Médicodenginy biorem

Fecha: 27/11/2017

Idioma: Castellano

Web: ver aquí

Autor: Caterina Vidal, Ingeniera industrial, ingeniera biomédica.

Procedencia: BIOREM (D D’Enginybiorem S.L.)

a

OBSOLESCENCIA FUNCIONAL

No es un caso frecuente en el trabajo rutinario del ingeniero biomédico en un hospital, pero todos nosotros nos vamos a encontrar varias veces en nuestra vida profesional con algún equipo que, estando en la fase activa de su ciclo de vida, se condena al desuso por razones de obsolescencia de la práctica clínica a la que da soporte.

Varias veces hemos presentado y analizado el ciclo de vida de los equipos de tecnología médica; en el ciclo estándar, la llegada a obsolescencia puede ser por amortización contable -equipo económicamente amortizado; concepto que los técnicos raramente usamos para dar de baja un equipo activo-, por amortización técnica -el equipo envejeció y, siendo su tecnología completamente vigente, solamente se precisa de su substitución por un individuo igual pero nuevo para cumplir con la misma función- o por amortización tecnológica -cuando la función de soporte a la clínica que motivó la adquisición del equipo sigue vigente pero la industria de la electromedicina desarrolló una mejor solución tecnológica que justifica la jubilación del equipo presente, estudiados todos los criterios funcionales, económicos, sociales y ambientales implicados-.

Fuente: Ciclo de vida de tecnología sanitaria, Organización Mundial de la Salud (OMS) en su MEDICAL DEVICE REGULATIONS.Global overview and guiding principles, de 2003

 

La literatura sajona consultada define la obsolescencia funcional como la pérdida de valor de un activo por desarrollo de una nueva tecnología en salud (entendida ésta en el sentido amplio que da la OMS: “aplicación de conocimientos y habilidades organizados en forma de dispositivos, medicamentos, vacunas, procedimientos y sistemas desarrollados para resolver un problema de salud y mejorar la calidad de vida”, http://www.who.int/topics/technology_medical/en/).

Lo que es lo mismo, en la obsolescencia por razones de funcionalidad, la novedad es que el equipo deja de ser vigente por razones completamente ajenas a él mismo. Se trata de la entrada en obsolescencia de un equipo por obsolescencia de la práctica clínica -o prácticas clínicas- a la que daba servicio el equipo de manera exclusiva o casi exclusiva.

 

EJEMPLOS DE OBSOLESCENCIA FUNCIONAL

No hay datos de si la obsolescencia funcional afecta más a los hospitales terciarios que a otros establecimientos primarios de salud, ni datos que relacionen la obsolescencia funcional con la gama tecnológica de los equipos (rutina – diagnóstico/tratamiento general – especialidad – investigación). Son mayores candidatos a obsolescencia funcional aquellos equipos que dan servicio a prácticas clínicas sobre las cuales aparecen competidores, por ejemplo porque se deben a enfermedades objeto de trabajos de investigación.

Por otro lado, es más preocupante la entrada en obsolescencia funcional de un equipo biomédico cuanto más caro y más presumiblemente duradero sera el equipo, porque mayores serán las pérdidas económicas asociadas al desuso del mismo.

Se documenta en la bibliografía de apoyo que también se espera más incidencia de obsolescencia funcional en tecnología médica adquirida e implantada en centros donde no se siguieron prácticas de MBE (medicina basada en la evidencia), puesto que la adquisición de equipos por criterios alejados de la MBE puede comprometer el éxito de la implantación de la práctica clínica soportada por el equipo. En este sentido, las buenas prácticas de la comisión de adquisición de tecnología médica de cada establecimiento sanitario son una garantía de la minimización futura de obsolescencia funcional.

 

Los equipos de alta tecnología pueden ser objeto de discontinuiad de la práctica clínica a la que dan soporte.
Fuente: http://www.radicalradiationremedy.com/the-radiotherapy-workhorse/

 

Entre los ejemplos más frecuentes de equipos descartados por obsolescencia funcional -total o parcial- que se citan, se encuentran equipos de diagnóstico de medicina nuclear, equipos de asistencia robotizada a procesos clínicos y/o de soporte, equipos de diagnóstico por imagen de gama avanzada, equipos de tratamiento de imagen y equipos de laboratorio altamente automatizados.

Las razones de obsolescencia funcional de una tecnología médica más habituales descritas son la sustitución de la práctica clínica a la que daban soporte por una nueva práctica más rápida, por una nueva técnica con resultados equivalentes y de mejor maniobrabilidad para el usuario clínico, o por una nueva alternativa con menos costes de explotación.

 

Para seguir leyendo debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

Para descargarse la documentación relacionada debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario