AccesibilidadÁreas PúblicasArquitecturaArtículosArtículos destacadosDiseño y ReflexiónDocumentaciónMobiliario

Fecha: 29/03/2019

Idioma: Castellano

Procedencia: PMMT Forward Thinking Healthcare Architecture

Web: ver aquí

Autor: Alex Herráez, Asociado y Director de Equipo

 

Los centros sanitarios pueden ser estresantes. A pesar de que son lugares dedicados a la salud de las personas, su diseño frecuentemente se centra en la enfermedad y se olvida del paciente: esto es, descuidan la importancia de la experiencia del paciente durante su estancia hospitalaria y, en consecuencia, no abordan su salud de forma integral.

 

Los separadores de Clínica Corachan cumplen una doble función: resguardan la privacidad de pacientes y familiares, y al mismo tiempo sirven para amenizar la espera.

 

Pero el paciente debe ser el verdadero protagonista de una atención humanizada. Y esta es una cuestión difícil, porque las personas tienen que considerarse en toda su complejidad y diversidad. De hecho, la edificación hospitalaria es la que acumula, por definición, más usuarios con diversidad funcional. Sus espacios colectivos tienen que estar especialmente preparados, ya que es en ellos donde coincidirá un mayor número de personas con distintas necesidades y distintos estándares de confort. Por ello, deben ser lo suficientemente polivalentes como para satisfacer todas estas necesidades y no dejar al margen a ninguna persona.

Así, es conveniente plantear los espacios comunes como áreas para todos los usuarios, pero donde cada usuario pueda estar a gusto: es decir, plantear los espacios comunes pensando en cada tipología de usuario, y en cada una de las necesidades que pueda tener. Cuando hablamos de los usuarios de un hospital, es importante recordar que no solo nos referimos a los pacientes, sino que estamos hablando también de los trabajadores, a quienes el diseño afectará directamente en la manera de ejercer su profesión: nuestro diseño ha de permitir que el conjunto de los usuarios -pacientes y trabajadores- pueda utilizar el edificio en las mejores condiciones, de manera autónoma, y sin ningún tipo de barreras.

Clínica Corachan, que estamos interviniendo por fases siguiendo su Plan Director 2016-2025, nos da una magnífica ocasión para aplicar todo nuestro conocimiento acumulado sobre humanización hospitalaria, y así conseguir unos espacios que realmente se preocupen por la salud de todas las personas. En los espacios colectivos, hemos identificado cuatro áreas clave donde hemos centrado nuestros esfuerzos para conseguir hacer de la clínica un entorno más humano: accesibilidad, salud, privacidad y confort.

Los separadores de Clínica Corachan cumplen una doble función: resguardan la privacidad de pacientes y familiares, y al mismo tiempo sirven para amenizar la espera.

 

Para saber al detalle todas las características de los espacios colectivos de la Clínica Corachan y descargar el documento en PDF debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

5 (100%) 1 vote[s]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment