ArtículosArtículos destacadosDocumentaciónLogística hospitalaria

Idioma: Castellano

Autor: Joan Gené, Director de Servicios y  Recursos del Hospital Sant Joan de Reus y Pilar Salvador, Directora del Servicio de Farmacia del Hospital Sant Joan de Reus

Web: ver aquí

Procedencia: Hospital Universitari Sant Joan de Reus

a

El Hospital Universitari Sant Joan de Reus se trasladó en diciembre de 2010 de un antiguo convento carmelita del siglo XVII a un moderno edificio equipado con las últimas tecnologías y, entre ellas, un sistema robotizado para la gestión y distribución de medicamentos. En la mayoría de los hospitales la distribución de medicamentos al paciente ingresado se realiza a través del sistema de dosis unitarias. Este sistema permite agrupar toda la medicación que necesita el paciente durante un periodo de tiempo, generalmente 24h, en dosis unitarias y de forma individualizada para cada paciente. Este proceso facilita la administración del fármaco por parte de enfermería.

Todo empieza cuando el médico prescribe la medicación a través de un sistema informatizado e integrado en la historia clínica, que a su vez está conectado online con el Servicio de Farmacia y con la enfermera. Esta información se valida en farmacia y se envía a los robots que prepararan los pedidos con la medicación en forma de unidosis para cada paciente.

El nuevo sistema robotizado del Hospital Sant Joan, el primero que se instaló en todo el Estado, está desarrollado por Swisslog y distribuido en España por Oppent e integra dos tipos de robot: BoxPicker (Figura 1) i Pill-pick. BoxPicker es un sistema de almacenamiento en cajones accionado por un brazo robotizado con estaciones de trabajo desde las cuales se pueden cargar y dispensar fármacos.

Figura 1: BoxPicker

 

Por su parte, el sistema Pill-pick consta de varios módulos que realizan íntegramente todo el proceso de distribución en dosis unitarias. Se inicia el proceso con la preparación de contenedores con la medicación para reenvasar (blísters, viales, ampollas, sobres, o pastillas a granel), y que deberán introducirse en la máquina Pill-pick para ser procesados (Figura 2).

Figura 2: Pill-pick

 

Este es un punto estratégico para la seguridad del sistema, por eso los contenedores sólo pueden abrirse en una plataforma que controla su apertura y el medicamento a través de códigos de barras. Se controla así la identidad, cantidad, lote y caducidad del medicamento contenido. Este proceso requiere de una segunda comprobación por otra persona diferente del preparador. Cuando estos contenedores se introducen en la máquina Pill-pick, se abren y se procede a embolsar el fármaco de forma unitaria, (si es un blíster, se corta cada pastilla). Ver Figura 3.

Figura 3: Fármacos embolsados de forma unitaria

 

 

La seguridad del paciente ante todo

Cada bolsa unitaria contiene además de la identificación del fármaco un código de barras único que permite identificar aquella unidad y tener una trazabilidad total. Todas las bolsas se almacenan en su interior a la espera de la orden de dispensación que el paciente requiere para las próximas 24 horas de tratamiento. Como ya hemos dicho, tras la prescripción del médico, el farmacéutico la valida y se envía al sistema robotizado. Las dosis unitarias, ordenadas cronológicamente según su horario de administración, se unen mediante una anilla de plástico y se le coloca una etiqueta con código de barras del paciente que, además de los datos identificativos, contiene su plan diario de tratamiento (Figura 4).

 

Figura 4: Dosis unitarias unidas y ordenadas cronológicamente según horario de administración

 

La gran ventaja de este sistema es que permite obtener cada uno de los medicamentos unitarios con un código de barras único asignado informáticamente a un paciente, de tal forma que facilita la administración segura por parte de la enfermería. A la hora de la administración, la enfermera lee el código de barras de la pulsera que lleva el paciente y el código de barras de la etiqueta de la anilla. Se comprueba así, que la medicación es la que corresponde al paciente. A partir de ahí cada dosis embolsada que administre será comprobada mediante su código de barras único. El sistema informático de administración de enfermería en línea con la prescripción médica dará la confirmación o rechazo del fármaco a administrar. En definitiva, el sistema de logística empleado sienta las bases para establecer un sistema eficiente y de máxima seguridad no sólo en la distribución de la medicación sino también en su administración. Los fármacos que por su tamaño no caben en las bolsas unidosis se dispensan de forma simultánea a partir de las estaciones de BoxPicker y, junto con las anillas de Pill-Pick se envían en los cajones de cada paciente a planta mediante el sistema de transporte Robotizado AGV.

El sistema de transporte Robotizado AGV (Figura 5) fue puesto en marcha entre mayo y Junio del año del 2011.El sistema se compone de 7 máquinas con una capacidad máxima de 500kg,  que actualmente circulan a velocidades máximas en las zonas de tránsito logístico de 1,2m/s. Dichas máquinas cumplen con la normativas europea de seguridad EN-1525 evitando colisiones y protegiendo la seguridad de las personas que conviven con dicho sistema.

 

Figura 5: sistema de transporte robotizado AGV

 

Actualmente los servicios  logísticos gestionamos por el sistema son los siguientes:

  • Farmacia ( reposición de stocks y Reparto diario de Unidosis)
  • Cocinas (Desayuno, comida, Merienda y Cena)
  • Residuos
  • Lavandería
  • Almacén

El sistema se mueve a 5 niveles PS2, PS1, P0, P1 y P2. Todos los servicios logísticos están localizados en la planta -2 por donde se realizan la mayor parte de los recorridos (Figura 6).

Figura 6: servicios logísticos a 5 niveles

 

El hospital, así  mismo, está dividido 6 bloques A,B,C,D,E,F correspondiente a las zonas de hospitalización e interconectados todos ellos a través de la P-2 donde se desplazan los vehículos. En cada bloque se disponen de 2 ascensores para los AGV’s uno principal y otro secundario de emergencia. Ambos conectados al sistema y de uso independiente (Figura 7).

 

Figura 7: Ascensores para AGV’s

 

El tráfico de carros actual ronda los 340 – 360 transportes al día con la siguiente carga media aproximada.

Pudiéndose presentar las siguientes ventanas de viajes máximos y mínimos:

LavanderíaAlmacénStock FarmaciaCocinaResiduosUnidosis
MinMaxMinMaxMinMaxMinMaxMinMaxMinMax
Mañana68871530410404530503038
Tarde244041045543670
Total9212715308208599661203038

 

La carga de los distintos servicios sería:

Carga en %
MinMax
Lavandería29%31%
Almacén5%7%
Stock Farmacia3%5%
Cocina23%29%
Residuos22%28%
Unidosis9%10%

 

Actualmente todas las unidades salvo el ala F, primera planta se encuentran abiertas y se está dando servicio a una ocupación que oscila estacionalmente entre 290 y 330 camas.

La carga entre los meses de julio y Septiembre desciende alrededor de 15% sobre los envíos medios registrados el resto del año.

El fin de semana No se realiza reparto de almacén disminuyendo también los otros servicios, el sábado unos 50-60 transportes y el domingo entre 100-120 transportes.

Los recorridos del total de transportes puede oscilar entre los 80 – 85km día, lo que supone una carga diaria por AGV de entre 12 y 14 km.

Actualmente con este sistema se da servicio a las 300 camas del Hospital Sant Joan y se está estudiando la posibilidad de preparar la medicación para otros centros hospitalarios de las comarcas de Tarragona.

 

Para descargar el artículo completo debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

5 (100%) 1 vote
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario