AccesibilidadArquitecturaArtículosDiseño y ReflexiónDocumentación

Fecha: 2016

Idioma: Inglés

Procedencia: King Mongkut’s Institute of Technology Ladkrabang

Web: ver aquí

Autor: C. Phaholthep, A. Sawadsri, H. Skates

 

El objetivo de esta investigación es estudiar como el Hospital Universitario de Naresuan cumple con los requisitos de los siete principios impuestos por Universal Design (UD), en relación con los requerimientos y restricciones físicas de los discapacitados visuales, auditivos, personas de movilidad reducida y personas mayores. Para alcanzar este objetivo, los requerimientos y obstáculos físicos de las facilidades dentro de la zona pública del hospital fueron analizados. La investigación utiliza métodos cualitativos tanto cuantitativos para implementar un método de evaluación heurístico (HEM, por sus siglas en inglés) a lo largo de la auditoría de acceso al escenario, que requirió la participación de un grupo de personas con distintos tipos de incapacidad, para que experimentasen el nivel de accesibilidad de las funciones del servicio en áreas públicas del hospital.

Los principios investigados de la UD son las siguientes: uso equitativo; flexibilidad en el uso; uso simple e intuitivo; información perceptible; tolerancia al error; esfuerzo físico bajo; dimensión y espacio de uso de aproximación. El resultado de esta investigación presenta un resumen específico de las observaciones, que demuestran que las obstrucciones significativas ocurrieron en la comunicación principal y espacios de circulación. Este problema ha sido clasificado en dos partes que consisten en: (1) Obstrucciones en el servicio de accesibilidad general causados por el uso inapropiado del espacio, y (2) facilidades insuficientes e inapropiadas para todos los tipos de discapacidad.

En el siglo XXI en los países desarrollados, el diseño debería de incorporar el importante paradigma que tiene bajo consideración a un rango amplio de usuarios incluyendo a personas discapacitadas. Esto consiste en el concepto democrático de igualdad y progreso continuo. Estos conceptos fundamentales no contemplan únicamente servicios de facilidad, sino que tienen en cuenta todos los tipos de operaciones relacionadas con el diseño, incluidas productos, operaciones de interior, arquitectónicas, urbanas, de tráfico, incluso tecnologías de comunicación e información.

UD es el nombre atribuido al diseño con un énfasis en la sostenibilidad y creencia social que diferenciándose de las habilidades físicas son una ocurrencia regular de la condición humana y fomenta, así, acceso igualitario para todos a los servicios funcionales. Siendo este el caso, los principios de UD deberían de aplicarse a los centros médicos, siendo proyectos que engloba al mayor rango de requerimientos respecto a las condiciones de accesibilidad para diferentes grupos de personas con diferentes habilidades físicas. La definición de la Clasificación Internacional de Funcionamiento (IFC, por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud se refiere a los siete principios del diseño universal como un método de medida del nivel de accesibilidad de los centros de servicio.

En la sociedad de hoy en día, el rol que desempeñan los hospitales no conlleva solo ser el responsable de la calidad del tratamiento médico, sino que también servir a la sociedad en cuanto al derecho y seguridad de la salud de la población. Para proporcionar este derecho a la sanidad estos centros deberían de ser de fácil acceso, y ofrecer una prioridad igualitaria para toda la población. El derecho a la sanidad, como tal, pertenece a los derechos sociales, no simplemente en cuanto a la distribución de los beneficios estatales, sino en cuanto a la vida social al ocurrirse en espacios de entornos construidos y en edificios. Los espacios funcionales requieren de una gestión espacial para acoger actividades y conectar de manera efectiva diferentes actividades, para proporcionar una experiencia satisfactoria a los usuarios. De acuerdo con Sahachaiseri, en el diseño de los centros médicos, la usabilidad espacial debería de estar basado en el uso y comportamiento del usuario. Desafortunadamente, la mayoría de las medidas y evaluaciones de la calidad del servicio en las organizaciones sanitarias están dirigidas a términos de calidad del servicio médico, a pesar de la importancia de los funcionamientos físicos de los edificios. El entorno construido es un factor importante para proporcionar o impedir el acceso.

En Tailandia, los edificios hospitalarios deben de cumplir con una política y unas normas y regulaciones de la ley. Por ejemplo, “Las Regulaciones Ministeriales respecto a Facilidades para los Discapacitados y Personas Mayores de Tailandia” del 2005. Estas regulaciones se refieren a características físicas. Por ejemplo, señalización, rampas, ascensores, aparcamientos, entradas a los edificios y la conexión entre edificios, puertas, baños, caracteres táctiles, etc. A pesar de ello, los problemas son evidentes en algunos hospitales. Una simple observación basta para darse cuenta que la orientación o señalización, la dimensión y espacio de los pasajes y el congestionamiento son algunos de los problemas patentes.

Para leer el documento al completo sobre la accesibilidad del espacio público del Hospital de Naresuan debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment