ArtículosArtículos destacadosDocumentaciónGestiónPlanificaciónrural Urban Framework

Fecha: 2017

Idioma: Inglés

Autores: Rural Urban Framework

Procedencia: Institute for Integral Rural Development, Hong Kong

Web: ver aquí

a

Desarrollo del servicio médico rural: una maravilla única de atención médica en el mundo

El sistema médico rural en China entró en vigor en el 1950. Llegando a 1965 con la mayoría de las áreas rurales establecidas en una red pública de servicios médicos fundamentales. Los “médicos descalzos”, que habían recibido solo un entrenamiento médico básico a corto plazo, fueron los principales proveedores de servicios médicos.

Desde 1965 hasta 1980, el gobierno propuso establecer el Sistema Médico Cooperativo, en el cual los habitantes de las aldeas compartían los gastos farmacéuticos y de tratamiento, mientras que los recursos se dedicaban a la precaución de las enfermedades y la atención médica. Con un énfasis en la precaución de la enfermedad y la educación para la salud, el sistema elevó la relación coste-efectividad a un nivel relativamente alto.

Durante ese mismo período, algunas de las enfermedades infecciosas diseminadas, como la tuberculosis y el sarampión,  estaban bajo control. Como resultado, la tasa de mortalidad disminuyó a un nivel más bajo. A pesar de su economía entonces menos desarrollada; China alcanzó un estándar de salud que sólo alcanzaban países desarrollados. Esto fue muy elogiado por la Organización Mundial de la Salud.

a

Fin del Sistema Médico Cooperativo

A principios de la década de 1980, el sistema médico cooperativo llegó a su fin con la abolición del sistema de comunas populares. La razón fue que la economía colectiva había sido responsable de los gastos de contratación de médicos descalzos y el apoyo al sistema de atención primaria de salud de los municipios y aldeas. Después de la disolución del sistema de comunas populares, el gobierno no formuló ninguna estrategia para subsidiar directamente a las instituciones de atención médica o subsidiar a los campesinos para recibir los servicios necesarios. La mayoría de los campesinos no tuvieron más remedio que obtener atención médica privada a su propio coste.

En la década de 1990, menos del 5% de los campesinos tenían un seguro de salud. Los campesinos en mejores condiciones económicas fueron gradualmente a instituciones de atención médica provinciales o urbanas para buscar atención médica. Por lo tanto, resultaba difícil para las instituciones médicas rurales; que carecían de recursos, atraer pacientes o personal médico bien calificado.

 

Si bien la mayoría del personal médico del municipio mantuvo su trabajo, no había forma de pagar sus salarios. Muchos doctores cambiaron su profesión. Los médicos que continuaron su práctica trataron de aumentar sus ingresos elevando tarifas o incluso recibiendo compensaciones de las farmacias. El personal médico, poco después de mejorar su experiencia; tendía a irse a trabajar a hospitales urbanos, lo que para un campesino resultaba una dificultad y un alto coste acceder a una consulta médica. Para ahorrar gastos, muchos campesinos optaron por retrasar la obtención de atención médica o rechazar los tratamientos necesarios. Por lo tanto, se generó una gran diferencia en la calidad sanitaria entre los habitantes de áreas rurales y los de ciudad, así como también entre ricos y pobres.

 a

Situación actual

 

El gobierno, por otro lado, no tiene motivación ni medidas efectivas para solucionar esta situación; hoy en día vigente. Muchos estudios han señalado que debido a las tarifas médicas exageradas, los gastos propios de los pacientes después de reclamar un seguro suelen ser más altos en comparación con el momento en que no estaban asegurados en absoluto.

Se ha producido una desconfianza de las personas en relación al sistema de atención médica y sus profesionales. Incluso un reembolso aparentemente elevado (una compensación del seguro equivalente al 60-80% de la tarifa médica) no es muy útil. El círculo vicioso de la pobreza y la enfermedad prevalece.

En muchos casos, los pacientes simplemente rechazan o demoran la obtención de atención médica. Es común ver que las enfermedades que son originalmente curables en la etapa inicial; eventualmente empeoran o incluso llegan a ser fatales. Además, el diagnóstico y el tratamiento convencionales efectivos ya no se practican.

Los servicios de educación y precaución en materia de salud que no generan ningún beneficio no son favorables. La rentabilidad y el nivel de servicio del sistema general de salud han ido de mal en peor. En pocas palabras, la obtención de beneficios se ha convertido en la prioridad de las instituciones de atención médica.

 

Para descargar la documentación del artículo sobre la historia y situación actual de la sanidad rural en China debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

 

 

Artículo relacionado con Angdong Charitable Community Hospital Project

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario