ArtículosArtículos destacadosClimatizaciónDocumentaciónInstalaciones

Fecha: Mayo 2019

Idioma: Castellano

Procedencia: Carel

Web: ver aquí

Autor: Knowledge Center de CAREL Industries

 

Regular la humidificación del aire tiene una importancia fundamental para las instalaciones médicas, tanto para las condiciones de salud de los pacientes, como para el correcto funcionamiento del equipamiento médico, y el bienestar de personal y visitantes.

Pero, ¿qué esfuerzo debemos hacer para tener una humidificación correcta en hospitales y centros médicos?  Sabemos que los patógenos se mantienen y viven más en aire seco (HR por debajo del 40%).  Sabemos que el virus de la gripe disminuye significativamente en un ambiente húmedo, por encima del 40% de HR (Noti, 2013).  Sabemos que las personas tienen menos problemas de salud en un ambiente humidificado adecuadamente, entre 40-60% de HR (Sterling, 1985) nuestro tracto respiratorio se mantiene sano y protegido y, además, nuestras mucosas nasales pueden atrapar partículas dañinas para que no lleguen a otras partes internas de nuestro cuerpo.  En muchas instalaciones no se registra los niveles de HR fuera de áreas críticas como quirófanos, unidad de cuidados intensivos de recién nacidos o salas de esterilización.  ¿Deberíamos empezar a considerar los niveles de humedad en todo el recinto y no solo en estas áreas críticas, o al menos monitorizar ciertas áreas para identificar posibles áreas problemáticas?

 

Podemos ver cómo la humedad afecta a la capacidad de las bacterias para desarrollarse, propagarse y vencer a nuestras defensas.  Por lo tanto, si se administra adecuadamente, puede resultar una excelente herramienta para limitar el número de infecciones hospitalarias, y preservar la salud.

El verdadero cambio cuando controlamos la humedad es la eliminación de patógenos para impedir su transmisión ayudando a nuestras defensas naturales a mantenerlos alejados.

Distintas investigaciones han llegado a la conclusión de que la humedad relativa, HR, es el factor más importante en el control ambiental de la transmisión por aire de bacterias y virus.  Por ejemplo, un estudio realizado durante un año en un hospital norteamericano, monitorizó todos los parámetros ambientales en diez salas así como las condiciones médicas de los pacientes que estuvieron en esas habitaciones; la humedad relativa fue la variable más relacionada con el número de infecciones contraídas por los pacientes.

¡Las infecciones se reducen del 80 al 20% cuando el nivel de HR está entre un 40-70%!  Esto se debe a que el virus no puede permanecer en el aire por un período de tiempo prolongado y a la reducción del tiempo de vida de muchas bacterias y virus transmitidos por aire en este rango de HR.

Además de obstaculizar el crecimiento de microbios y bacterias, la monitorización de la humedad adecuada tiene el efecto de reducir de una forma drástica su ratio de transmisión y es absolutamente esencial en ambientes como hospitales, donde los patógenos y los pacientes expuestos son particularmente sensibles a las infecciones existentes.

 

 

Para seguir leyendo el artículo y conocer la importancia de la humidificación para garantizar el correcto funcionamiento de las máquinas y para asegurar el bienestar de los ocupantes de las salas debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

 

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment