InstalacionesNoticiasSeguridad


La seguridad eléctrica y la continuidad de servicio en los quirófanos, salas de cuidados intensivos y otras instalaciones eléctricas de uso médico, son una condición imprescindible desde hace más de 30 años, que se garantiza mediante la utilización de un transformador de aislamiento y un detector de aislamiento.

Aunque la evolución tecnológica de los equipos de electromedicina ha propiciado una mayor utilización de fuentes de alimentación conmutadas en lugar de fuentes de alimentación con transformador separador, pueden producirse fugas de aislamiento de corriente continúa.

Frente a esta problemática en las instalaciones de usos médicos, la nueva revisión de norma IEC 61557-8, recomienda el empleo de detectores de aislamiento del tipo AC/DC que permiten la correcta detección de fallos de aislamiento en instalaciones con posibles corrientes de fuga de componente alterna y/o continua.

El nuevo detector de aislamiento isoDAP427, fruto de la colaboración entre AFEISA y BENDER, dispone del sistema de medida AMP desarrollado por BENDER que vigila el aislamiento tanto de componente alterna como continua. Además de estar especialmente adaptado a los requisitos del Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión y su ITC/BT38.

También destacar que dispone del repetidor de alarmas MKREP2400 y la posibilidad de conectarse al concentrador COM465 con conexión Ethernet, Webserver interna y protocolo Modbus TCP.

El nuevo detector de aislamiento isoDAP427 de AFEISA permite poder garantizar una mayor seguridad en la detección del aislamiento y un mejor control de las instalaciones hospitalarias.


La nueva revisión de norma IEC 61557-8, recomienda el empleo de detectores de aislamiento del tipo AC/DC

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario