ArtículosDocumentaciónEnergías alternativas y renovablesInstalaciones
Fecha: 04/07/2016
Idioma: Castellano
Autor: Sílvia Mata Gutiérrez. - Ingeniera en Energías Renovables.
Procedencia: Fundació Sanitària Mollet
Ubicación: Mollet del Vallès (Barcelona), España

mollet

La Universitat Autónoma de Barcelona (UAB) a través de su Grupo de Investigación BEG-INCERS (Business, Economies and Governments/ Research line: Increasing Electricity from Renewable Sosurces), lidera el proyecto europeo DIDSOLIT-PB, proyecto estratégico 2012-2015, dentro del Programa Europeo ENPI–CBCMED (European Neighbourghood and Partnership Instrument–Cross Border Cooperation in the Mediterranean), financiado por la Comisión Europea.

El proyecto DIDSOLIT-PB, acrónimo de “Development and Implementation of Decentralized SOLar&][8208;energy&][8208;related Innovative Technologies for Public Buildings, in the Mediterranean Basin countries” promueve e implementa el uso de tecnologías solares innovadoras en edificios públicos para la generación de energía distribuida, generar la energía donde se consume.

El proyecto DIDSOLIT-PB, en el trascurso de 3 años y medio, ha implementado un total de 277kW de potencia a partir de 21 unidades instaladas de tecnologías solares en las 6 regiones de la cuenca del Mediterráneo que han participado en el proyecto: Cataluña, España; Creta y Patras, Grecia; Marsa Matrouh y Alexandria, Egipto; Al-Salt, Jordania.

El equipo técnico de la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona), coordinador del proyecto europeo y socio de la región de Cataluña, ha instalado un total de 48 kW en 6 instalaciones. Para alcanzar este objetivo se siguieron tres grandes fases de actuación:


1) Búsqueda de tecnologías solares innovadoras para la integración en edificios. La tecnología de los módulos fotovoltaicos seleccionados cumple una doble función; formar parte de la estructura del edificio y generar energía eléctrica.

2) Búsqueda de edificios públicos comprometidos con el medio ambiente donde poder implementar instalaciones fotovoltaicas, las cuales sean un ejemplo de las buenas prácticas para reducir el consumo energético de los edificios e ir a un sistema distribuido, donde se reducen las pérdidas por distribución y se genera energía eléctrica a partir de fuentes renovables reduciendo la emisión de gases de efecto invernadero a la atmosfera.

3) Elección de la mejor tecnología a implementar, diseño del sistema y su ejecución.

Gracias a la motivación, concienciación, preocupación y respecto por el medio ambiente de la Fundació Sanitària Mollet ha sido posible implementar en el Hospital de Mollet una unidad demostrativa BIPV (Building Integration PhotoVoltaic) con una potencia total de 10 kW, conectada a la red de consumo interna en régimen de autoconsumo y con la modalidad de inyección cero a la red eléctrica de la compañía de distribución.

mollet


La instalación fotovoltaica está compuesta por un conjunto de 63 módulos fotovoltaicos semi-cristalinos conectados en dos series a un inversor de 10 kW de potencia nominal con una producción prevista de 11.884 kWh/año. Cada módulo fotovoltaico está compuesto por 40 células de silicio poli-cristalino, a una distancia entre ellas de 45 mm horizontalmente y 20 mm verticalmente, proporcionando un 35% de transparencia y una potencia pico de 157 W. El campo fotovoltaico de 104 m2 de superficie forma un alero en la fachada sur del Hospital de Mollet que mejora las prestaciones térmicas de la cafetería al reducir la incidencia del Sol en los meses de verano. La inclinación de 5 y la orientación óptima del sistema son suficientes para favorecer la limpieza por la propia lluvia y, a la vez, permitir un buen ratio de producción energética.

mollet

La unidad BIPV consta de un sistema de monitorización conectado a la plataforma oficial de la web del proyecto DIDSOLIT-PB, ww.didsolit.eu, que permite visualizar el consumo de energía eléctrica de la cafetería, la producción energética de la instalación fotovoltaica y el porcentaje de contribución al consumo de la cafetería, el ahorro económico y la reducción de emisiones de CO2 a la atmosfera.

Gracias a la implementación de esta instalación el Hospital de Mollet podrá ahorrar el 10 % del consumo de energía eléctrica de la cafetería, siendo un ejemplo de las posibles medidas para reducir el consumo de energía en este tipo de edificios, los cuales son uno de los mayores consumidores de energía en el sector de la edificación y servicios.

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario