Áreas quirúrgicas y de obstetriciaNoticiasNoticias destacadosReanimación

Fecha: 16/05/2018

Procedencia: Parc de Salut Mar

Web: ver aquí

Ubicación: Barcelona

 

Las nuevas instalaciones amplían la superficie de 120 m2 a 600 m2. A la vez, se incrementa el número de boxes para pacientes, de los 11 anteriores a los 19 puntos de tratamiento.

El Hospital del Mar ya dispone de su nueva Unidad de Reanimación Quirúrgica, un espacio renovado y diáfano para ofrecer el mejor seguimiento a los pacientes que se han sometido a una intervención quirúrgica en el centro. Con 600 m2 de superficie, las obras, que han tenido un presupuesto de casi 2 millones de euros, han permitido trasladar este equipamiento a una ubicación desde la que puede dar servicio tanto al bloque quirúrgico del Edificio A (área de hospitalización) como a los quirófanos del nuevo bloque quirúrgico (en servicio desde hace un año) del edificio B. También tiene conexión directa con los servicios de Urgencias y de diagnóstico por la imagen. El nuevo equipamiento ya está a pleno rendimiento y ayer recibió los primeros pacientes. La puesta en marcha de la nueva unidad confirma la apuesta del Hospital del Mar para reforzar y mejorar su bloque quirúrgico.

 

 

Ampliación del espacio

El proyecto lo ha desarrollado el estudio de arquitectura Pinearq, responsables de la ampliación y remodelación del Hospital, así como de la ampliación del Campus Universitario Mar y de otros proyectos en varios países. Las obras han permitido pasar de los 120 m2 de superficie de las anteriores instalaciones a los 600 actuales, con un incremento de boxes para pacientes, de los 11 anteriores a los 19 puntos de tratamiento que se pueden habilitar a las nuevas instalaciones. De estos, 7 boxes son para enfermos críticos, 5 más que en la antigua unidad. La unidad está preparada con diversas presiones de aire para evitar el riesgo de contagios entre los pacientes postquirúrgicos y las zonas quirúrgicas. Para ello, se han cambiado los equipos de climatización, garantizando una pureza del aire propia de un quirófano.

Los trabajos realizados han tenido en cuenta las necesidades de los profesionales que trabajan, que ahora dispondrán de más espacio para instalar los equipos y hacer el seguimiento de los pacientes. Todos los boxes están preparados para hacer hemodiálisis. Además disponen de videovigilancia desde el control de enfermería en los boxes cerrados, en los que se han implantado medidas para garantizar la privacidad de los pacientes. A la vez, se ha optimizado el espacio para el almacenamiento del material para racionalizar los circuitos y maximizar el tiempo de trabajo de los profesionales. Cabe destacar que las nuevas instalaciones tienen luz natural en todas sus dependencias.

Las obras también han tenido en cuenta las necesidades de los familiares de los pacientes. Dispondrán de una nueva sala de espera preparada para ellos, con conexión wi-fi, entre otras mejoras.

 

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario