FarmaciaProyectosProyectos destacadosTipologíavaillo irigaray

Fecha de finalización: 2016

Ubicación: Lekaroz, Navarra, España

Autores del proyecto: Vaillo+Irigaray Architects: Antonio Vaíllo i Daniel, Juan L. Irigaray Huarte, Daniel Galar, Josecho Vélaz

Fuente: Vaillo+Irigaray Architects

WebVer aquí

Cliente: Lozy’s Pharmaceutical

Producción: Mendyra S.L.

Estructuras: Raúl Escrivá

Acabados: Arcelor Mittal

Fotografías: Rubén P. Bescós

Superficie: 3.254 m2

a

El valle del Baztán es un enclave al norte de Navarra, fronterizo con Francia, naturalmente privilegiado, rodeado de montes y compuesto por pequeñas poblaciones. Estos pequeños pueblos se componen mediante la agregación de caseríos independientes, conformando una imagen de geometrias superpuestas que entroncan bien con las superfcies sinuosas de la topografía dominante.

 

La demolición de un antiguo y famoso colegio, déjó un espacio vacio para la promoción de actividad económica en el valle. La implantación de la primera edificación en la zona generó cierta preocupación en la población ante el posible impacto de una fábrica de caramelos farmaceúticos. Tanto la superficie del programa propuesto por la propiedad, como la volumetría exigida funcionalmente, se escapan de la escala de las arquitectura de caseío habitual en el lugar. El encargo llega, por tanto, como una petición para solventar la relación armónica entre volumetría, programa funcional y entorno.

 

Desde esta óptica, el proyecto se plantea como una reflexión acerca de la relación entre volumetría y lugar, escala y contexto, tradición y tipología.

 

En general, las edificaciones del valle son caseríos de cubiertas inclinadas, de pequeñas dimensiones, que por agregación configuran la imagen de los pueblos, configurando una superposición de volúmenes adaptados a la topografía. Por otro lado aparece la omnipresente geometría ondulante de los montes circundantes. Apoyado en este modo de intervención y en el paisaje propio de lugar, el proyecto se desarrolla como un ejercicio de agregación de cubiertas como interpretación de la adición de arquitecturas que ayuda a configurar una volumetría capaz de enlazar tradición y naturaleza.

 

Interiormente el proyecto obedece a unas exigencias funcionales derivadas de un proceso industrial y de investigación. El edificio se resuelve mediente diferentes volúmenes que se adaptan a las exigencias programáticas: area de oficinas, area de investigación, area de almacenamiento, preparación y producción, área de empaquetamiento y almacén de producto terminado.

 

El proyecto optimiza los recursos, la volumetría y las circulaciones, para dotarlo de la máxima flexibilidad y adaptación a los procesos. Dado que la incorporación de nuevas tecnológias en los procesos farmaceúticos obedece a factores de innovación e investigación, el edificio prevé en su geometría, la adaptación a los permanentes cambios, sin necesidad de modificar su imagen, con capacidad para cobijar dentro de la envolvente todos los requerimientos técnicos necesarios.

 

La imagen final de los volúmenes se resuelve mediante la utilización de un material de color oscuro, con la intención de fundir las distintas geometrías. Constructivamente, el proyecto se resuelve con una estructura de acero sencilla y un único material envolvente de chapa acanalada metálica tanto en fachada como en cubierta. El edificio ofrece una imagen alistonada que intenta recordar, conceptualmente, algunas construcciones de madera alistonada ennegrecida por el paso del tiempo, propias de estas latitudes.

 

Galería de imágenes:

Galería de planos:

 

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario