La aplicación de las bases de datos centralizadas o Big Data a la gestión sanitaria despuntará este año entre las tecnologías que se deben tener en cuenta de acuerdo con el ranking elaborado por el Instituto ECRI, de Estados Unidos, que la sitúa en el último lugar de su top 10. Otras que aparecen en el listado aluden al uso de superficies cobre para prevenir la infección nosocomial, la telemedicina y la e-salud para compensar el aumento de demanda de la asistencia urgente, el uso de técnicas de invasión mínima o el autocuidado de la salud con ayuda de dispositivos electrónicos.

 

La correlación de algunos puntos del informe con la realidad española ha sido señalada por el presidente de la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (Seeic), Jesús Lucinio Manzanares. Así, por ejemplo, la implantación de unidades de urgencias para la población mayor de 65 años se impone tanto en Estados Unidos como en la propia España, donde “tenemos la misma situación y, por ello, deberíamos considerarlo como un aspecto para tener en cuenta”, explica.


Crece la demanda de atención urgente y de seguridad del paciente

Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario