La Organización Mundial de la Salud (OMS) subrayó hoy la “utilidad” de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) aplicadas a la salud para prevenir y gestionar desastres naturales y nuevas pandemias que puedan surgir, en el marco de e-Health Week 2010 que se celebra hasta mañana en Barcelona.

El director del departamento de Gestión del Conocimiento de la OMS, Najeeb Al Shorbaji, destacó de este modo que las TIC pueden ayudar a diseñar el abordaje de brotes de enfermedades infecciosas, como en el caso de la última pandemia de gripe A/H1N1, además de hacer frente a los “desafíos urgentes” de salud pública, como fueron los últimos terremotos de Haití y Chile.

Asimismo, la recopilación de información y la construcción de bases de datos también sería útil en la gestión de misiones humanitarias como el caso de Afganistán o Irak, subrayó Al Shorbaji.

El director de la OMS especificó que las pandemias “no reconocen fronteras”, por lo que las TIC pueden ayudar a superar estos obstáculos y, más allá de ello, la gestión adecuada de la información permitirá hacer que la sociedad adopte conductas saludables, el “mayor reto” de la salud pública actual.
La página web de la OMS pasó de las 4, 7 millones de visitas en 2008 a los cerca de 8 millones el año pasado, fruto de la propagación de la pandemia de la nueva gripe
Desde la perspectiva de la OMS, las TIC son una parte integral para trazar un mapa de enfermedades y planificar intervenciones, insistió Al Shorbaji, ya que la utilización de herramientas comunicativas es básica para recopilar datos y ofrecer respuestas adecuadas, aún en situaciones de desastres naturales, donde cada vez más la necesidad de “implementar equipos de telecomunicaciones lo antes posible” se revela como vital para actuar de forma eficiente.

El directivo de la OMS afirmó que antes de enviar medicamentos, médicos o donaciones, hay que lograr implementar las TIC en el lugar del desastre.
Prueba de ello, citó el ejemplo de la guerra en Afganistán, donde el primer avión que aterrizó en Kabul tras la intervención norteamericana contra el régimen talibán fue para transportar una estación satélite y unos 200 teléfonos para comunicarse, lo que fue la “piedra angular” para poder organizar posteriormente la misión humanitaria. Asimismo, 48 horas después del último terremoto que sacudió Haití, la ONU había repartido 100 teléfonos satelitales sobre el terreno.

Al Shorbaji señaló de nuevo la importancia creciente de las telecomunicaciones en el hecho de que la página web de la OMS pasó de las 4, 7 millones de visitas en 2008 a los cerca de 8 millones el año pasado, fruto de la propagación de la pandemia de la nueva gripe, por lo que destacó la importancia de dar información adecuada. “Responder mediante recursos de la información es una solución en sí mismo”, justificó.

A pesar de ello, y aunque se han producido numerosos avances en el campo de la salud que permiten al mundo gozar de una mayor esperanza de vida, “queda mucho trabajo por hacer”, como sería la implementación de redes sociales en el trabajo en equipo entre los profesionales de distintos países, señaló.

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario