Ampliación reformaHospitales GeneralesProyectosTipología

Fecha: 2017

Ubicación: Pontevedra, Galicia, España

Arquitecto: Chile 15 Arquitectos, GAU Gabinete de Arquitectura y Urbanismo

Equipo: Chile 15 Arquitectos + GAU + JG Ingenieros

Cliente: Servicio Gallego de Salud

 

Sobre los objetivos del concurso

Este trabajo trata de la ampliación y reforma del Hospital de Montecelo, proyectado por el Estudio Chile 15 al imponerse en el concurso de proyectos licitado por el Servicio Gallego de Salud.

El edificio actualmente ya proporciona asistencia de alta especialidad y está dotado de todos los servicios específicos al respecto. Y bien sea de una u otra forma, se desarrollan casi todas las actividades al uso. Se quiere poner especial atención en el cumplimiento del plan funcional y el mantenimiento de los ratios deseados para un hospital terciario de futuro.

Se entiende, por tanto, que se trata de diseñar un futuro Hospital Terciario Ideal con la menor superficie posible, pero sin renunciar a ninguna de las exigencias funcionales que permitan satisfacer los requerimientos de la sociedad futura. Se quiere destacar que el deseo de la Administración es conseguir un Hospital actual, (y ello cumplimentando el programa de necesidades proporcionado), lo más barato posible, pero completo y con las cualidades adecuadas.

 

Cumplimiento del plan funcional

La solución técnica del proyecto se basa en la creación de un nuevo bloque técnico, en estricto cumplimiento del Plan Funcional, que resuelva la continuación y separación de dos ejes de circulación interhospitalaria: uno externo estructurado en una gran calle de acogida hospitalaria y otro interno.

Se trata de un documento abierto que sirve de referencia para estructurar la solución adoptada desde el punto de vista funcional. Las superficies por servicio son teóricas en base a los estándares ahora en uso. Tomando como referencia estos parámetros se han dimensionado los espacios haciendo confluir la estructura funcional con la estructura formal.

 

Solución adoptada

La idea básica en la presente propuesta arquitectónica es la de generar un gran espacio público continuo a modo de plaza lineal o calle hospitalaria. Hacia este espacio abierto se vuelca toda la actividad hospitalaria. Se propone un espacio de grandes dimensiones, de triple o cuádruple altura, que recorra toda la nueva edificación y que penetre en el edificio actual haciéndolo partícipe. Debe ser un espacio lleno de vida y actividad que sirva de referencia al usuario del edificio.

Se propone la ampliación de la superficie del hospital sobre la zona oeste trazando el eje de la calle en paralelo a la actual carretera de acceso (Avenida de Montecelo) en continuidad con los ejes actuales. Una vez definido y ubicado el eje principal desarrollamos el volumen compacto que sirva como zócalo a las hospitalizaciones. Estas a su vez se giran en búsqueda de las mejores vistas posibles.

 

Solución arquitectónica planteada

El Plan de Espacios plantea dos condicionantes que influyen en la necesidad física de conectar con el actual Hospital:

  • El servicio de diagnóstico por la imagen debe permanecer en su actual ubicación. Lo que nos obliga a ubicar las urgencias en el nivel 0 para estar en continuidad con el servicio de diagnóstico por la imagen.
  • La conversión del actual bloque quirúrgico en CMA obliga a ubicar en su misma planta el bloque quirúrgico para evitar grandes desplazamientos y/o duplicidad de espacios.

Además se propone un edificio con alturas adecuadas a las estructuras sanitarias actuales por lo que planteamos un edificio con altura de planta de 4.08 metros desligándonos de las alturas actuales de 3.40 metros que resultan insuficientes para la mayoría de los servicios.

Estas situaciones van definiendo la propuesta planteada. Generamos una malla estructural atravesada por la calle hospitalaria, conectados con la edificación existente.

  • NIVEL -1 Ambulatorio conexionando consultas externas y futuras.
  • NIVEL +2 Tratamiento conectando ambos bloques quirúrgicos con las camas de críticos

Se plantea la construcción al noroeste de un nuevo edificio de centrales que reúna y aísle los usos industriales del hospital, creando una Gran Calle Hospitalaria como bloque de acogida y acceso del hospital y un posible aparcamiento subterráneo que sirva al mismo.

En una segunda fase se iniciará la reforma de las construcciones existentes necesaria para la reorganización y modernización y su integración con las obras de ampliación en un único nuevo conjunto hospitalario. Se demuelen  estructuras inadecuadas no integrables en la nueva disposición formal del hospital.

Reorganizando la urbanización exterior se da acceso y circulación a tráficos peatonales y rodados, públicos y privados. Se plantea también un helipuerto inmediato a la puerta de urgencias.

El Gran contenedor de Servicios Generales conecta la Calle hospitalaria con los ejes existentes. Se considera fundamental la conexión con el Diagnóstico por la Imagen que sorpresivamente el Plan Funcional no dimensiona como área funcional de nueva planta, lo que condiciona el diseño de la nueva estructura.

 

Oportunidades de mejora planteadas en el plan funcional

Se responde a las necesidades planteadas por el Pliego del Concurso y que entendemos como prioritarias para el Hospital. Se va analizando punto a punto las demandas del Pliego y las contestamos con la solución planteada.

Toda la ampliación se articula para crear un nuevo modelo de organización basado en la alta resolución de la atención ambulatoria y de las comunicaciones que este nuevo modelo obliga creando dos nuevos ejes longitudinales.

Uno de estos ejes se plantea desde donde se articula toda la actividad ambulatoria y toma carácter de gran calle hospitalaria potenciando la humanización del centro hospitalario. El otro eje  básico de circulación interna pone en conexión todas las áreas de tratamiento y diagnóstico con las áreas de hospitalización y apoyo clínico.

Entre ambos ejes se teje la urdimbre de servicios hospitalarios que el complejo define en el presente Plan Funcional. Se crea un nuevo muelle de logística de suministros generales en el nivel -2 donde se construyen unos nuevos almacenes, cocina, lencería central de carros automatizados con acceso directo desde un muelle de carga y descarga.

Además de acometer la renovación y mejora de las instalaciones básicas, se crean unas nuevas centrales térmica y de producción de frio, un nuevo centro de transformación, nuevos aljibes y central hídrica creando un anillo con los fluidos que rodee todo el complejo hospitalario.

Es fundamental la separación de los núcleos de ascensores entre ambos ejes que aseguran la separación de los mismos. Genéricamente los ascensores de visitas se abren hacia la calle hospitalaria y los monta-camas y ascensores de logística se conectan con el eje interior, uniendo cada una de las Unidades de Hospitalización con los Servicios Centrales.

 

Situación urbana del hospital y ordenación de sus accesos

El hospital está situado en el entorno del borde exterior de la capital de Pontevedra. Es un edificio desde el cual se domina el mar. Es un área en desarrollo y completa la imagen de la periferia de Pontevedra siendo el último edificio de gran tamaño en una zona donde abundan las viviendas unifamiliares aisladas. Se encuentra situado en un alto y a él se accede ascendiendo desde dos rotondas de acceso. Por todo ello, el acceso principal, es decir, la fachada principal del hospital, debe situarse en esta avenida mirando el edificio hacia el mar y pudiendo contemplar la vista de la ría de Pontevedra.

 

 

Mantenimiento de la asistencia y servicios durante las obras

Un objetivo irrenunciable del nuevo diseño debe ser el no derribar nada cuyo contenido funcional no haya sido ubicado antes en otro lugar del propio hospital. Obviamente, la nueva ubicación debe ser la definitiva si se quieren evitar las molestias de las instalaciones provisionales. Además, se debe resolver con las primeras actuaciones el grave problema de circulaciones interiores y también sacar del actual edificio toda la circulación de enfermos externos desde el primer momento. Es obvio, por otro lado, que el hospital está absolutamente comprimido, Por tanto, mientras no se construyan nuevas superficies que permitan el traslado de algunos servicios, será imposible acometer ninguna obra de reforma interior.

 

Respeto del entorno y resolución de la volumetría del conjunto

La situación privilegiada del complejo hospitalario, con vistas al mar y formando parte del perfil periférico de la ciudad, aconseja ser respetuoso con la nueva edificación. Esto llevaría la propuesta a no suponer un mayor impacto y conservar las vistas de la ubicación. También supondría la adaptación al terreno y así, se mantendría la silueta desde el horizonte, integrando u disimulando los desordenados volúmenes existentes.

 

 

Flexibilidad y capacidad de la propuesta para soportar cambios

La propuesta permite una doble evolución y expansión del hospital para adaptarse a los cambios e innovaciones. Los bloques de ampliación se diseñan como contenedores modulares intercambiables. Su estructura es diseñada para adaptarse a las distintas distribuciones funcionales.

El sistema general estructurado por una calle hospitalaria permite el “enganche” de más bloques en planta y en altura y la prolongación de los existentes.

En el proceso de renovación de una infraestructura sanitaria debemos establecer tres gradientes de intervención:

  • Intervenciones permanentes: la red de circulaciones constituye el entramado invariable que soporta la pauta de crecimiento del hospital. Las estructuras existentes deben intervenirse con actuaciones de carácter permanente agotando su rendimiento ya que las inversiones son más costosas. De ahí la máxima utilización de la actual infraestructura que conlleva la propuesta.
  • Intervenciones renovables: Las nuevas infraestructuras deben de ser flexibles y adaptables a la evolución de las técnicas asistenciales. La organización general tiene que prever la expansión de las infraestructuras, como así hace esta propuesta. La capacidad portante superficial de las estructuras deben ser homogéneas para permitir cambios internos sin problemas de sobrecarga. Su capacidad portante vertical tiene que prever ampliaciones en altura hasta agotar los límites marcados por la edificabilidad.
  • Intervenciones modificables: Afectan a los sistemas constructivos, tanto exteriores como en distribuciones interiores. Se emplearán suelos y techos técnicos, divisiones con mamparas desmontables, quirófanos modulares, que permitan la rápida adaptación de nuevas técnicas y equipamientos con actuaciones limpias de desmontaje sin demoliciones.

Se emplearán sistemas de cerramiento y cubrición industrializados o prefabricados como muros-cortina compactos o paneles aislados de hormigón o de chapa metálica que se desmonten con facilidad permitiendo el acceso de equipos o la ampliación de volúmenes.

 

Aparcamientos en el complejo

Aunque el Plan de Espacios determina que por indicación del SERGAS el aparcamiento será dimensionado posteriormente, la presente propuesta pretende aportar soluciones flexibles que posibiliten alternativas de aparcamiento que se adapten al hospital proyectado. Se prevé la posibilidad de construir un aparcamiento subterráneo de tres alturas bajo los servicios centrales del edifico.

 

Motivación de la adjudicación

En el presente concurso de ampliación del Hospital de Montecelo, fueron tres las propuestas que el Órgano de Contratación debía de barajar. Según la resolución emitida por el Servicio Gallego de Salud, la propuesta presentada por la UTE Estudio Chile 15 + GAU + JG Ingenieros era la oferta más ventajosa debido a los siguientes aspectos más destacables:

  • La memoria describe un apartado específico para la situación urbana del hospital u ordenación de los accesos, en el que justifica la solución adoptada en la nueva configuración de la ampliación.
  • En la memoria del entorno y resolución de la volumetría del conjunto, la propuesta arquitectónica, de implantación, integración y volumétrica se fundamenta en evitar un mayor impacto, conservar las vistas, adaptarse al terreno y usar una tipología de edifico reconocible.
  • En la oferta se describen las propuestas de proyecto que llevaron a la definición de la solución adoptada, centrándose en los condicionantes del plan de espacios.
  • La propuesta descrita de ampliación gira en torno a la gran calle hospitalaria a modo de gran paso peatonal interior claramente centralizadora de las circulaciones públicas en la ampliación del Hospital y conectado con el Hospital existente reformado.
  • La memoria define con claridad el cumplimiento del plan funcional y programa de superficies.
  • La descripción de la propuesta de ampliación está bien explicada y pormenorizada con un alto nivel de detalle y claridad.
  • Presenta la oferta más económica en los criterios evaluables.

 

Galería de planos:

Galería de imágenes:

Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario