AcústicaArquitecturaArtículosArtículos destacadosDocumentación

Fecha: Mayo 2019

Idioma: Castellano

Procedencia: Ecophon

Web: ver aquí

Autor: Juan Negreira, Dr. Ingeniero Acústico, @JNegreira_dB; Mai-Britt Beldam, Concept Developer

 

Imagina que estás dentro de una gran catedral. Todas las superficies duras y reflectantes hacen que el sonido no pare de rebotar. Sientes que la energía sonora aumenta. Y no puedes entender exactamente lo te dice tu amigo que está a un par de metros de ti. En muchas situaciones, la situación anterior describe lo que ocurre dentro de los espacios de diagnósticos en un hospital. 

Salas de radiología, áreas de resonancias magnéticas, ultrasonidos o quirófanos híbridos son habitualmente todo un reto para el diseño acústico. Como estas salas tienen que estar bien aisladas de los recintos colindantes para, entre otros, evitar radiaciones, esto fomenta que habitualmente se construyan usando hormigón, metal e incluso plomo; es decir, solamente superficies duras y reflectantes. Salvando las distancias, estos espacios se convierten de algún modo en espacios muy parecidos a la catedral de antes. En ambos casos el diseño obvia el ambiente y confort acústico interior. Las superficies duras y reflectantes no suelen facilitar la comunicación y, por lo tanto, el personal que desarrolla sus actividades en estos espacios afronta grandes dificultades o incomodidades a la hora de realizar su trabajo correctamente (sin errores) y sintiéndose a gusto.

 

Confort acústico y altos requerimientos de higiene en el Hospital Regional de Sundsvall (Suecia)

En el Hospital Regional de Sundsvall (Suecia), se ordenó la construcción de un nuevo centro quirúrgico sobre un departamento ya existente, inaugurado a mediados de los años setenta. Algunas de las instalaciones antiguas ya habían llegado al final de su vida útil técnica y estaban en mal estado. Por consiguiente, no podían satisfacer las demandas modernas de accesibilidad, higiene y ambiente de trabajo. 

Para empezar, se llevó a cabo un estudio preliminar para elaborar y evaluar nuevas propuestas de actualización de instalaciones y equipamiento. El objetivo principal era asegurarse de que el nuevo centro quirúrgico salvaguardase su desempeño durante suficientes años. Finalmente, se decidió renovar diecisiete salas de operaciones ya existentes y agregar 14 salas nuevas, incluido un quirófano híbrido de 105 metros cuadrados, que permite realizar radiografías, ultrasonidos y resonancias magnéticas.

No obstante, la solución inicial propuesta para las salas de operación y diagnóstico, basada en una construcción modular, no cumplió con las exigencias acústicas para hospitales en Suecia. La absorción acústica resultante en suelos, paredes y techos, construidos mayoritariamente de vidrio y metal, fue tan baja que aumentó el tiempo de reverberación en lugar de reducirlo. Por ejemplo, los cálculos en el quirófano híbrido arrojaron valores del tiempo de reverberación de 2 segundos, siendo el límite superior, para este tipo de instalaciones y según la norma sueca (SS 25268) de 0.6 segundos. Si vuelves a pensar en el ambiente sonoro de la catedral e imaginas que debes comunicarte clara y concisamente con (o alrededor de) pacientes críticos, conviviendo al mismo tiempo con sonidos de equipamiento técnico, podrás hacerte una idea de la repercusión negativa que este ambiente sonoro producirá en el rendimiento del personal médico. De hecho, en este tipo de áreas, no es raro tener muchas fuentes de ruido cuyos niveles máximos puedan alcanzar más de 100 dB.

 

 

En el caso de Sundsvall, la dirección facultativa decidió cambiar el techo de metal de los módulos por un techo acústico poroso de fibra de vidrio con clase de absorción A (evaluado según las normas ISO 354, ISO 11654), que también cumplía con las exigencias de higiene en cuanto a limpieza y desinfección. Después de la intervención acústica, las medidas (realizadas de acuerdo con la norma ISO 3382) demostraron que todas las salas cumplían con las exigencias. En algunas de las salas, la introducción de absorción logró que el tiempo de reverberación se redujese incluso a la mitad. No se hizo hincapié tan solo en crear un lugar de trabajo atractivo, sino también un ambiente laboral agradable para el personal. También se le otorgó mucha importancia a garantizar el movimiento eficiente de suministros y personas para facilitar una atención eficaz.

 

 

Para seguir leyendo el artículo y conocer los parámetros clave del acondicionamiento acústico y cómo conseguir un buen confort acústico debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

5 (100%) 3 vote[s]

1 Comment

  1. El OR es acústicamente un espacio muy difícil dado el flujo de aire laminar y los requisitos de control de infecciones. Después de haber trabajado en el quirófano, estas salas se hacen más fuertes y luego algunos médicos agregan música de fondo cuando realizan procedimientos largos. La música ayuda a calmarlos y enmascara las distracciones. Si podemos reducir el ruido de fondo, la inteligibilidad del habla mejorará y la música podría ser más útil.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment