BibliografiasDocumentaciónDocumentos destacadosFarmacia

Fecha: Septiembre 2018

Idioma: Castellano

Procedencia: Antares Consulting y Ferrer Hospitales

Web: ver aquí

Autor: Dra. Maria Queralt Gorgas Torner (Hospital Universitari Vall d’Hebrón), Dr. José Manuel Martínez Sesmero (Hospital Clínico San Carlos), Dr. Julio Mayol Martínez (Hospital Clínico San Carlos), Dr. César Velasco Muñoz ((Hospital Universitari Vall d’Hebrón).

 

La crisis económica, que se inició en el año 2008, trajo consigo la contención del gasto público y, por consiguiente, del gasto dedicado a sanidad. Así, el gasto sanitario público ha ido disminuyendo y en 2014 se situó en 61.919 millones de euros, 8.700 millones menos que en 2009. En 2015, y según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, el gasto sanitario empieza a recuperarse, aunque todavía se sitúa por debajo de los niveles de 2008.

En el caso de los medicamentos, durante estos años las medidas de contención de gasto farmacéutico se han incrementado, resultando en una disminución de casi 3.000 millones de euros entre 2009 y 2015 (Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, 2016).

En este contexto, la Farmacia Hospitalaria (FH) ha afrontado retos importantes, dando un paso adelante cualitativo como especialidad. Desde la cronificación de patologías muy prevalentes, o la entrada de nuevos tratamientos innovadores con un elevado impacto económico, hasta el aumento de las dispensaciones a pacientes externos.

No obstante, la necesidad de contener el gasto como prioridad impuesta ha posicionado al farmacéutico como un controlador del gasto farmacéutico, aunque en realidad ha desarrollado servicios de alto valor para el paciente.

Si a todo ello le sumamos el desconocimiento general que existe sobre la FH y sus aportaciones al sistema de salud, se abren muchos retos para esta especialidad.

Para poder afrontar esta situación, la FH se ve llamada a impulsar la innovación como vía de generación de valor para el paciente y para el sistema sanitario.

La innovación debe favorecer el desarrollo y el posicionamiento de la especialidad hacia la excelencia, orientando la actividad farmacéutica no solo a la contención del gasto, sino también a la mejora de los resultados en salud.

En este sentido, la innovación debe contribuir a la optimización de la farmacoterapia y la eficiencia, permitiendo al farmacéutico de hospital salir de su papel de “controlador del gasto” y posicionarse como un agente clave en el sistema.

Así mismo, se deben buscar fórmulas y herramientas innovadoras que permitan reforzar el papel del paciente a lo largo del proceso asistencial en lo que se refiere a la incorporación de su experiencia y preferencias, la mejora del conocimiento y satisfacción de sus necesidades y en la adopción de programas de atención farmacéutica que llevan implícito un mayor compromiso del paciente con su tratamiento (sobre todo en patologías de alto impacto económico y social).

 

Para descargarse el documento Prototipo de ecosistema de innovación en Farmacia Hospitalaria debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

 

Documentos:

Prototipo de ecosistema de innovación en Farmacia Hospitalaria

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario