NoticiasNoticias destacadosTecnología

El director del Instituto de Investigación de Inteligencia Artificial del CSIC ha afirmado que en ciertas empresas ya se demuestra que la colaboración entre humanos y robots eleva la eficiencia.

 

Fecha: 16/11/2017

Procedencia: Expansión

Web: ver aquí

Ubicación: Madrid, España

 

Las nuevas tareas en equipo de robots con humanos en ciertas empresas muestran que la colaboración entre ambos eleva la eficiencia, y la automatización no tiene por qué destruir empleo, según el director del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial del CSIC, Ramón López de Mantaras.

Cuando los robots trabajan en colaboración, en equipo con el hombre, la eficiencia de ambos aumenta, y por tanto la producción final y la rentabilidad del negocio se incrementan, tal como están demostrando algunas grandes empresas.

“En equipo se trabaja mucho mejor”, ha destacado el experto, tras recordar cómo en Amazon se han incorporado robots en sus almacenes para mover mercancías a lo largo de cientos de metros, que trabajan en coordinación con el resto de trabajadores, cuyo número en plantilla no ha variado.

Esa colaboración es precisamente la que está permitiendo en gran medida a esa empresa disparar la velocidad, como está haciendo, en las entregas de sus productos a sus clientes, ha añadido.

Otro ejemplo interesante es el de Apple, un gigante tecnológico que está optando por una apuesta clara en los últimos tiempos por el perfil humano, con un mayor número de empleados en sus tiendas físicas, frente a otras posibles opciones como serían la automatización o los robots de cara al cliente, para mejorar así la experiencia del usuario, con un contacto más estrecho con el vendedor.

En empresas de automoción con tecnología muy sofisticada como Mercedes, se está recolocando a trabajadores previamente desplazados por máquinas en ciertas fases decisivas de la cadena de montaje, para garantizar mayor calidad en vehículos como los de alta gama.

Sobre el futuro del empleo y las posibles consecuencias de la robotización existen opiniones diversas, ha recordado. Unos confían en que habrá períodos de adaptación a los cambios, y que aunque ciertos empleos se verán especialmente afectados con la tecnología, surgirán otros para compensar los que se pierdan, aunque no se sabe aún cuáles serán exactamente, ha precisado.

Ha añadido que este grupo piensa que, en general, tras una fase muy compleja de desplazamiento de personas de sus puestos de trabajo a causa de la tecnología, esos desempleados se formarían luego de nuevo para optar a otras oportunidades laborales.

Otros colectivos más pesimistas piensan que se perderán “muchísimos puestos de trabajo”, y será casi imposible que la gente se recicle, ha dicho.

Dado que los robots propiciarían con su trabajo un aumento de la riqueza, podrían establecerse mecanismos de redistribución económica, por ejemplo una renta básica fundamental o algo similar, ha concluido.

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario