ArquitecturaArtículosDiseño y ReflexiónDocumentaciónMateriales y RevestimientosUnidad de Cuidados Intensivos

Fecha: 04/03/2019

Idioma: Castellano

Procedencia: PMMT Forward Thinking Healthcare Architecture

Web: ver aquí

Autor: Luis Gotor, Asociado y Director de Equipo

 

Las infecciones nosocomiales tienen una alta incidencia en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Todavía son uno de los problemas más importantes que ocurren en estas unidades: durante la estancia en el hospital, los pacientes contraen infecciones que no estaban presentes ni en el período de incubación ni en el momento de su ingreso. Las consecuencias principales suelen ser: aumento en la estancia media de los pacientes, mayor mortalidad y morbilidad en los pacientes críticos y, asimismo, un incremento del coste hospitalario. 

Hasta un 80% de las infecciones hospitalarias se trasmiten por contacto: una mano contaminada puede dejar gérmenes en las próximas siete superficies que toque. Para evitarlo, es imprescindible una buena elección de materiales primando aquellos que reducen significativamente la carga bacteriana, proporcionando así un entorno potencialmente más seguro para los pacientes del hospital, los trabajadores de salud y los visitantes.

 

Espacios que se preocupan por la salud de las personas

Una de las preocupaciones centrales de PMMT es precisamente la salud de las personas, y cómo podemos lograr una arquitectura que incorpore en su diseño esta preocupación. Después de 3 años de investigación, en el Departamento de I+D de PMMT Arquitectura desarrollamos Friendly Materials©, un método analítico que permite evaluar y comparar objetivamente cómo afectan los materiales de construcción a la salud de los espacios interiores y, en consecuencia, a la salud de las personas. Es una herramienta única para identificar objetivamente los materiales de construcción más saludables existentes en el mercado, y prescribir los más adecuados en función del uso de la sala y del nivel de salud que se quiera alcanzar.

El análisis Friendly Materials© empieza desde la composición química de los materiales de construcción y sus características propias (como las emisiones de COV, su toxicidad en caso de incendio, entre otros) y va abriendo progresivamente el foco hasta visualizar el conjunto de los espacios. Así, cada producto estudiado obtiene una puntuación dentro de su propia categoría, y los mejor puntuados reciben una medalla de Oro, Plata o Bronce. Una vez puntuados los materiales de construcción, tenemos la capacidad de analizar los sistemas constructivos: las puntuaciones conseguidas por diversos productos y respectivos sistemas constructivos, combinadas con otros factores que influyen en la calidad del ambiente interior, permitirán finalmente auditar y puntuar espacios interiores. El nivel de salud de estos espacios interiores también podemos expresarlo gráficamente a través de diplomas de reconocimiento.

 

Diseño con Friendly Materials© para la UCI del Hospital de Chuquisaca 

En un espacio tan delicado como una UCI se hace más evidente la necesidad de diseñar en base a criterios de salud, y de elegir aquellos materiales de construcción que permitan no solo evitar todo lo que afecte negativamente al ambiente interior, sino incluso ayudar al proceso de recuperación del paciente. Las exigencias de salud de una Unidad de Cuidados Intensivos tienen poco que ver con los de un aula o una consulta: pese a que el paciente tiene poca movilidad y poco contacto con los objetos de su entorno, una infección adquirida puede tener repercusiones mucho más graves que en cualquier otro servicio. Esta es la razón por la que se han de tener muy en cuenta las características específicas de cada servicio a la hora de escoger sus materiales, para conseguir que sean los más adecuados y saludables.

Los efectos positivos de -por ejemplo- una buena calidad del aire interior en cualquier unidad hospitalaria son una reducción del número de bajas laborales y de los errores médicos, y posiblemente una aceleración del proceso de recuperación del paciente. Diseñar espacios saludables requiere tener una visión holística de la salud de las personas, y los materiales con los que construimos los espacios son uno de los múltiples ámbitos a tener en consideración.

La UCI del futuro Hospital de Chuquisaca, en Sucre (Bolivia), es pionera a nivel internacional en la integración desde su fase de diseño de la metodología Friendly Materials©, gracias a la cual hemos podido proyectar una UCI en la que prima un criterio de salud en la selección de los materiales de construcción y de las superficies de contacto. Se trata de un hospital de tercer nivel y con una superficie de 23.000m2, que tendrá una veintena de especialidades, una capacidad de más de 200 camas, y estará dotada de tecnología punta. Entre sus servicios, destacan los de cardiología, dermatología, endocrinología, geriatría, hematología, infectología, medicina interna, neurología, nefrología, oftalmología, otorrinolaringología, odontología, reumatología, salud mental, traumatología, urología, nutrición y telemedicina.

La propuesta para conseguir una UCI pionera por su capacidad de ofrecer las máximas garantías de salud para sus usuarios, partió del estudio, valoración analítica y definición exacta de los materiales de construcción más adecuados para los espacios interiores de la UCI del futuro hospital del Sucre. La constructora Makiber fijó el reto de garantizar que el espacio construido tenga un nivel de salud lo más próximo posible a la excelencia y, por tanto, una puntuación de entre 80% a 90%. De este modo, la labor de Friendly Materials© define materiales de construcción clasificados con medallas de oro o plata y, por lo tanto, garantiza que el ambiente construido tendrá una buena calidad del aire interior y una toxicidad nula. 

Para seguir leyendo el artículo sobre cómo diseñar una UCI saludable y descargar el documento en PDF debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

5 (100%) 1 vote[s]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment