ArtículosClimatizaciónDocumentaciónInstalaciones

Fecha: Marzo 2019

Idioma: Castellano

Procedencia: Camfil

Web: ver aquí

Autor: Rubén Vaamonde Medina

 

Una característica importante del filtro de aire, además de la eficiencia de la separación de partículas, es su resistencia al flujo que se traduce directamente en un consumo de energía. Este parámetro juega un papel cada vez más importante. Debido al aumento de los requisitos de diseño ecológico para los equipos de ventilación, la caída de presión sobre los filtros pertenece a una parte significativa de la caída de presión general en los sistemas de ventilación y climatización.

A lo largo del tiempo, se ha ido realizando una adaptación en las metodologías de trabajo. Se han ido añadiendo variables en la toma de decisiones con el fin de optimizar los recursos de una instalación y mejorar los costes. Podemos distinguir estas metodologías de la siguiente manera.

A: Los filtros son sustituidos de forma estacional, coincidiendo con los cambios de ciclo verano invierno, o bien con los ciclos de parada programada. Se prima la organización de la mano de obra disponible. La presión de trabajo no se mide.3

B: Se establecen nuevos protocolos de medición con el fin de ahorrar costes en los sistemas que cuentan con movimiento de mucho volumen de aire, se incluyen en las tareas de mantenimiento la medición de las pérdidas de carga, los filtros son sustituidos cuando alcanzan su presión final de trabajo, esto disminuye el coste material.

C: Con la evolución de los procesos de mantenimiento, se produce una evolución en la fabricación de los sistemas de filtración, se desarrollan nuevos filtros, nuevas tecnologías, mejoras en las medias filtrantes, aumento de las superficies filtrantes etc.

Esto derivó en beneficios como:

▪ Reducción de las pérdidas de carga.

▪ Aumento de la capacidad de acumulación de polvo.

▪ Aumento de la vida útil del filtro.

▪ Reducción de las necesidades de cambio.

Se mantiene la filosofía de agotar el filtro hasta su pérdida de carga máxima, para utilizar el producto en su totalidad. No se considera el gasto energético.

Hasta este momento no se había tenido en cuenta la repercusión que el coste energético suponía en todos estos cambios. No obstante, con la concienciación de la reducción de energía consumida, se ha ido haciendo cada vez más necesario un análisis profundo de cómo esta optimización en los años ha incidido en el consumo energético.

Tras los estudios energéticos realizados, se ha podido constatar actualmente que, en muchos casos, no es recomendable establecer la presión de cambio en el punto de carga máxima; sí bien agotando la vida útil del filtro se reduce el consumo de filtros utilizados anualmente, se evidencia un aumento considerable en el consumo energético.

Es necesario establecer los puntos de cambio de manera individual por cada equipo y adaptándolo a sus condiciones de trabajo y al tipo de filtro empleado para garantizar el correcto equilibrio de costes.

 

Gasto energético de la filtración de aire

La eficiencia energética se determina según el test Eurovent 4/21. Clasifica los filtros en función de la cantidad de energía que consumen para filtrar el caudal de aire nominal especificado en la norma UNE-EN-ISO-16890 para los diferentes tipos de eficiencia de filtración. En esta guía se establecen los procedimientos para evaluar la eficiencia energética de un filtro en base a su eficacia de filtración y el consumo energético que va a generar el filtro para realizar su trabajo.

El precio del petróleo ha aumentado más del doble en los últimos años y el coste de la electricidad está subiendo en todo el mundo. El grupo energético del Banco Mundial prevé que el consumo energético total aumentará como mínimo al ritmo actual durante los próximos 50 años.

Como ya es sabido, ventilar edificios puede resultar muy caro. El coste energético medio de los filtros representa aproximadamente el 30% de los costes totales del sistema. Si se elige el filtro adecuado, por su eficiencia y su reducida pérdida de carga media, se puede conseguir ahorro energético manteniendo un alto nivel de calidad del aire en espacios interiores. Si consideramos que el filtro de aire es el componente más económico y simple de cambiar, el ahorro se produce rápidamente (figura 1).

Para seguir leyendo el artículo y descargar el documento en PDF sobre la eficiencia energética en filtración de aire debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment