ArquitecturaArtículosDiseño y ReflexiónDocumentaciónDocumentos destacadosEquipamiento MédicoTecnología

Fecha: 2017

Idioma: Inglés

Autor: Shanti Sumartojo, Sarah Pink, Lisa Spong, Laurene Vaughan

Web: Ver aquí

Procedencia: 3ºra Conferencia Internacional de Arquitectura, Investigación, cuidado y salud

 

En este artículo, se aboga por un acercamiento al diseño de salas sensoriales en la atención psiquiátrica aguda que tenga como centro las experiencias tácitas, sensoriales, afectivas e imaginarias de pacientes y personal y cómo se articulan en relación con las materialidades y diseño del entorno construido. El uso de salas sensoriales o de “confort” en el cuidado de los pacientes psiquiátricos agudos es un área de creciente interés e investigación, a menudo preocupados por su eficacia para ayudar a los pacientes a calmarse o reducir la sensación de reclusión. Sin embargo, aún no se comprende bien cómo los pacientes y el personal clínico le dan sentido y participan en la creación, diseño o configuración de los elementos sensoriales de estas salas y los elementos que contienen, los sentimientos y efectos que generan y como esto puede vincular las experiencias sensoriales con objetos materiales y espacios construidos. En este documento utilizamos la etnografía sensorial para examinar las narraciones verbales de los pacientes y el personal y las demostraciones encarnadas de sus experiencias, actividades y futuras imaginaciones para salas sensoriales o artículos sensoriales portátiles. Se argumentará que el uso de estas salas por parte de los usuarios y el personal demuestra la importancia de diseñar para la improvisación o innovación del usuario en el entorno construido.

Nuestra discusión se basa en un ejemplo de salas sensoriales en el contexto de la transición a un nuevo diseño de hospital en el Hospital Bendigo en el estado australiano de Victoria. El Hospital de Bendigo, que se inauguró a principios de 2017, es el mayor hospital no metropolitano del estado y da servicio a poco más de 300,000 personas en un área de captación de casi 57,000 kilómetros cuadrados. Su Unidad de Servicios Psiquiátricos está creciendo, y las nuevas instalaciones están diseñadas para albergar 80 camas, casi el doble de capacidad antes del traslado. En este documento, discutimos la implementación de “salas sensoriales”, su introducción en las instalaciones antiguas y cómo se planificaron en el nuevo emplazamiento.

Primero se traza nuestra metodología de etnografía sensorial. Luego recurrimos a la investigación etnográfica desde antes del traslado al nuevo hospital, en el que se examinó a pacientes, profesionales y diseñadores para ver como usaban las habitaciones sensoriales en el antiguo emplazamiento y como imaginaban la nueva instalación. Nos centramos en cómo estas salas hacen que los pacientes se sientan mejor y en los procesos en los que participa el personal cuando buscan habilitar estas experiencias. Al hacerlo, exploraremos cómo la salud y el bienestar de los pacientes psiquiátricos hospitalizados se constituyen en relación con los entornos sensoriales y materiales desde dos perspectivas distintas. Primero, analizamos cómo los pacientes y el personal clínico utilizaban las salas sensoriales existentes y cómo se alentaba a los pacientes a seleccionar y utilizar elementos particulares para crear sensaciones y efectos particulares. En segundo lugar, en el contexto de la planificación de una nueva instalación especialmente diseñada, analizamos cómo se imaginó el uso de las futuras salas y cómo estas elecciones informadas sobre el diseño, la ubicación y los elementos dentro de las mismas.

Para ver el documento Habitaciones sensoriales en una unidad psiquiátrica al completo debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

 

 

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario