DocumentaciónDocumentosDocumentos destacadosEquipamiento MédicoTecnología

Fecha: Mayo/Junio 2015

Idioma: Castellano

Procedencia: Scielo

Web: ver aquí

Autor: María de la Paz Pacheco Ramos, Ainhoa Elisa Arenaza Peña, Alejandro Santiago Perez, Cristina Bilbao Gómez-Martino, María Dolores Zamora Barrios, María Lourdes Arias Fernández

 

Se entiende por manipulación de antineoplásicos un conjunto de operaciones como la preparación de una dosis a partir de una presentación comercial, administración al paciente, eliminación de residuos antineoplásicos y cualquier actuación que implique un potencial contacto directo con el medicamento (limpieza de derrames, limpieza y mantenimiento de la cabina, etc.). Los Servicios de Farmacia Hospitalaria (SFH) hace ya años que han centralizado la preparación de antineoplásicos, en la búsqueda de una mayor calidad y seguridad en el proceso. Desde principios de los 80 se emplean las cabinas de seguridad biológica clase II tipo B o clase III, de flujo laminar vertical. Actualmente, para mejorar la seguridad y calidad del proceso se habla de trazabilidad, control gravimétrico de las preparaciones o robotización.

Existen experiencias en hospitales internacionales de elaboración de mezclas de antineoplásicos con el robot APOTECA Chemo. En noviembre de 2013, el SFH de la clínica de Cleveland de Ohio publicaba sus resultados con respecto a la implantación satisfactoria de APOTECA Chemo, resaltando una mejora en seguridad y precisión en su circuito oncológico. Recientemente, en abril de 2014, el Instituto Científico de Romaña para el Estudio y Tratamiento del Cáncer, en colaboración con Grupo Loccioni (Italia), publicó su experiencia con robot APOTECA Chemo y concluyo que aporta ventajas respecto a la preparación manual de quimioterapias, no tan sustanciales en precisión, pero sí en calidad y seguridad. La división HumanCare de Grupo Loccioni ha expandido sus robots APOTECA Chemo por Europa, Estados Unidos y Japón.

La seguridad en el manejo de antineoplásicos hace referencia a la seguridad del paciente y a la seguridad del trabajador.

Para seguir leyendo diríjase a la siguiente página web: ver aquí

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario