ArtículosDocumentaciónFacility ManagementInstalacionesProtección contra incendiosServicios técnicos y mantenimiento

Fecha: Abril 2019

Idioma: Castellano

Procedencia: JG Ingenieros

Web: ver aquí

Autor: Ángel Sánchez Vaqué, Miguel Ángel Sánchez Tilló

 

Situación actual de las instalaciones de detección automática en los hospitales:

La seguridad contra incendios es uno de los temas prioritarios para el funcionamiento de los hospitales. La dirección de los hospitales y de sus directores de servicios generales y de ingeniería son conscientes de ello, quieren cumplir la normativa y dedican importantes recursos humanos y económicos en todos los aspectos de seguridad pasiva, activa y operativa (Manual de Autoprotección).

La detección de incendios y los pulsadores manuales de alarma son junto a los extintores portátiles y los equipos de manguera, los elementos básicos de la seguridad activa de los hospitales, por su capacidad para detectar los conatos de incendios (abundantes en los hospitales de grandes dimensiones) en un estado muy inicial que permite actuar con rapidez y eficacia a los equipos de primera y segunda intervención.

Algunos de las características de las instalaciones de detección automática de incendios en nuestros hospitales son los siguientes:

  • Los primeros detectores de incendio se empezaron a montar en los primeros años setenta del siglo pasado, es decir casi cincuenta años de positiva experiencia.
  • El número de detectores montados en los hospitales es importante teniendo en cuenta que como promedio superficie construida/número de detectores, en un hospital suele estar entre 20 y 25 m2 por detector, lo que representa que un hospital o clínica de 50.000 m2 tiene más de 2.000 detectores y una gran residencia sanitaria tiene cerca de 10.000. El parque de detectores montados en hospitales se estima comprendido entre 700 y 800.000 detectores sin contar el sector de las residencias de la tercera edad.
  • Los detectores que se montaban de forma mayoritaria hace unos años eran los detectores del tipo iónico de humos con cápsula de Americio 241 (de los que quedan muchas unidades instaladas) y en los últimos años los detectores ópticos de humos. Los detectores combinados, los detectores térmicos y termovelocimétricos y los detectores de aspiración representan un menor número de unidades.
  • Algunos grandes hospitales y debido a los sistemas de contratación, disponen de diferentes marcas de detectores en los diferentes edificios o incluso dentro de un mismo edificio.
  • Las antiguas instalaciones de detección agrupaban los detectores y las señales de alarma por zonas mientras que las instalaciones más recientes suelen incorporar detectores de identificación individual.
  • No son muchos los hospitales que tienen detectores instalados en los falsos techos de alturas superiores y tampoco ayuda al respecto la redacción de la norma UNE 23007-14 Sistemas de detección y alarma de incendios. Parte 14: Planificación, diseño, instalación, puesta en servicio, uso y mantenimiento.
  • En los hospitales continuamente se están haciendo obras de reforma o ampliación. En normal que en un hospital grade se realizan más de veinte obras en un año. Se aprovechan estas obras para quitar, añadir o sustituir los detectores de la zona afectada. E las residencias asistidas se hacen menos reformas.
  • La mayor parte de hospitales no disponen registros de las fechas en que se montaron los detectores sobre todo de las numerosas reformas y ampliaciones.
  • En la mayor parte de las instalaciones de detección la marca de los detectores y de la central es la misma, pero durante algunos años y en determinadas zonas del país fue de uso común el empleo de detectores de una marca y la central de otra marca.
  • A las instalaciones de detección de de los hospitales, hasta ahora se les hacía un mantenimiento cuta profundidad y perioricidad dependía del contrato de mantenimiento que tenían contratado.
  • Son pocos los hospitales que tienen la instalación de detección total o parcialmente desconectada por averías o falsas alarmas, porque las direcciones de los centros y sus servicios generales son conscientes de la responsabilidad en la que incurren.
  • Casi ningún hospital cumple lo indicado en el reglamento en cuanto a niveles sonoros de los dispositivos acústicos de alarma (sirenas).

El artículo expone el nuevo Reglamento de instalaciones de protección contra incendios y los problemas derivados de la aplicación del Reglamento a las instalaciones detección en los hospitales, para después proponer una opción realista para cumplir el Reglamento. Para seguir leyendo y descargar el documento en PDF debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario