ArtículosDocumentaciónIOT Internet de las cosasTecnología

Fecha: Enero 2019

Idioma: Castellano

Procedencia: Schneider Electric

Web: ver aquí

 

Entrevista realizada por Hospitecnia a José Manuel Corral, End users Buildings, IT & Datacenter segment Director

 

Se dice que estamos en la Revolución industrial 4.0 o Era de la digitalización. ¿Cómo ha afrontado Schneider Electric dicha revolución?

 En este nuevo mundo de transformación digital, las grandes empresas y las start-ups parten con ventaja, en detrimento de las pequeñas y medianas empresas. Precisamente en el caso de España gran parte del mercado empresarial está formado por PYMES, lo que implica una necesidad urgente de digitalización si quieren seguir siendo competitivas. En este entorno donde cada vez más la tecnología define la estrategia empresarial, queremos ser los aliados de confianza de las pequeñas y medianas empresas del territorio, proporcionándoles una visión de las últimas novedades tecnológicas con propuestas de valor personalizadas creadas de forma conjunta. Y es que con la digitalización cambian las reglas del juego, y ocurre que un único actor no es capaz de responder a todo, dando paso a un nuevo escenario de ecosistemas del que queremos formar parte como aliados del mid-market español.

 

¿Qué retos plantea la era de la digitalización?

Estamos ante un cambio disruptivo que afectará tanto al modelo de negocio de las empresas, como sus resultados y el talento. Para ser capaces de beneficiarnos de estos nuevos retos, todos los integrantes de las distintas empresas deben conocer las características de las nuevas tecnologías, saber cuál será su impacto y consecuencia para implementarlas del mejor modo y en el mejor momento en función de las necesidades concretas.

 

¿Cuáles son las tecnologías emergentes más destacadas de la Revolución industrial 4.0 en el sector de la construcción?

La próxima fase en el sector de la construcción y remodelación de edificios no es arquitectónica, sino digital. En pro de mejorar la eficiencia, reducir los ciclos de producción y personalizar la producción según requerimientos del cliente final cada vez se está haciendo más uso del gemelo digital. Esto no es más que la representación digital de mi entorno productivo, mi entorno de diseño y mi gestión de mantenimiento, pero para ello necesito tener productos conectados con sensores que recojan los datos de funcionamiento y las variables del entorno en tiempo real. Una vez se analizan todos estos datos es cuando podemos hacer simulaciones, predecir fallos, anticiparnos. Por otra parte, hace unos años, los contratistas distribuían proyectos a una serie de subcontratistas, a menudo sin las medidas de integración o gestión necesarias. Actualmente, los enfoques digitales, como el Building Information Modeling (BIM), ayudan a ser más eficaces en las fases de diseño y construcción. El mantenimiento predictivo, la monitorización en tiempo real y el análisis de los datos son más eficientes, impulsados por una plataforma centralizada y digitalizada que está abierta a todos los sistemas y proveedores. Cuando el BMS (Building Management System) está conectado a un diseño BIM, permite una toma de decisiones informada y una rápida resolución de problemas.

 

¿La Revolución Industrial 4.0 ha llegado al sector sanitario?

Ha llegado con fuerza y para quedarse. Tanto es así que ya se ha inventado una denominación para el Internet de las Cosas en el sector sanitario: el Internet of Medical Things. Según un estudio de Forbes, actualmente hay 3,7 millones de dispositivos que pertenecen a esta categoría. Además, se espera que en 2019 el 87% del sector sanitario global haya adoptado alguna tecnología del Internet de las Cosas, lo que supone un aumento del 680% en la base instalada de dispositivos IoT en el sector sanitario en 2020. Sin embargo, esto no es más que el principio. El sector sanitario vivirá una gran transformación en poco tiempo, impulsada por la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y el Big Data. Pero la clave del futuro de los hospitales digitales reside en la colaboración. Un sector sanitario digital necesita de la colaboración de los mejores Partners en este nuevo escenario de ecosistemas.

 

¿Qué dificultades añadidas presenta el sector sanitario en este nuevo entorno digital?

El principal reto del sector sanitario es el uso del Big Data, que todavía arrastra algunas barreras y su utilización práctica sigue siendo escasa. A pesar de ser muchos los dispositivos conectados que encontramos en infraestructuras sanitarias, que permiten recolectar muchos datos valiosos, actualmente tan sólo estamos analizando entre un 5% y un 10% de estos datos. Con las herramientas y soluciones adecuadas podremos mejorar y customizar la atención al paciente, así como mejorar la eficiencia y operatividad de la instalación. Otra dificultad añadida en el sector es la necesidad de reducir costes para mantener los estándares de calidad, hacer más con menos. Teniendo en cuenta que, debido al aumento de la esperanza de vida en los últimos años y el envejecimiento de la población, se espera que en 2050 el coste de la atención sanitaria aumente en un 21% del PIB europeo. Uno de los grandes retos es conseguir reducir costes sin que ello afecte a la calidad del servicio. La subida de precio de la energía, las limitaciones presupuestarias y el aumento de pacientes por médico obligan al sector sanitario a buscar nuevas maneras de mejorar la eficiencia y la productividad en todas sus organizaciones. Y la respuesta a esta creciente demanda está precisamente en la digitalización del sector, con la incorporación de nuevas tecnologías. Hay tres áreas clave en la que los hospitales podrían beneficiarse de una enorme reducción de costes: un acceso fiable a la energía, la optimización de su uso actual y la utilización de nuevas tecnologías que mantienen en el centro de atención al paciente.

 

¿El sistema sanitario actual (incluyendo infraestructuras y personal) está preparado para este gran cambio?

Los dispositivos conectados o conectables ya están en las distintas infraestructuras sanitarias, lo único que falta es dar el paso y analizar los datos que proporcionan para ganar en eficiencia operativa, seguridad y satisfacción de los pacientes y personal. Es fácil implementar nuevas tecnologías a una nueva construcción de infraestructura sanitaria, pero también lo es adaptar las ya existentes para que puedan beneficiarse de la digitalización de sus instalaciones. Por ejemplo, usando un software de análisis y diagnóstico basado en la nube, los hospitales pueden identificar cuáles son sus oportunidades de ahorro energético y priorizar aquellos campos que tienen más impacto en sus operaciones diarias. En cuanto al personal, la transformación digital les aporta beneficios que se traducen en liberación de tiempo en tareas manuales como recopilación de historiales, control de las condiciones de iluminación y calefacción de las habitaciones o búsqueda de material disponible.

 

¿Schneider Electric cómo puede ayudar a digitalizar las infraestructuras sanitarias?

Desde Schneider Electric podemos ayudar a digitalizar las infraestructuras sanitarias con el objetivo de mejorar la transparencia, la seguridad, la fiabilidad y la eficiencia del suministro energético con nuestras soluciones. EcoStruxure para Hospitales integra y optimiza la infraestructura del edificio para presentar cualquier información en cualquier momento y en cualquier lugar para mejorar la eficiencia operativa. También contribuimos a la seguridad del paciente en las salas de operaciones con una distribución de la energía segura, monitoreo ambiental en tiempo real y notificación de fallos eléctricos. Además, nuestras soluciones de eficiencia energética pueden conllevar hasta un 30% de ahorro energético.

 

¿Qué es mejor, almacenar los datos en infraestructuras propias o en la nube? ¿En qué casos es recomendable utilizar uno u otro?

No hay una única respuesta, todo depende de cada caso. Por ejemplo, en el sector sanitario donde se recopilan grandes cantidades de datos de carácter personal y privado, es posible que haya ciertas regulaciones más allá del RGPD que obliguen a salvaguardar los datos en las propias infraestructuras. Lo mismo ocurre con los bancos o las entidades públicas. Por otro lado, algunos sectores permiten externalizar el almacenamiento de los datos en la nube sin ninguna restricción regulatoria. Por lo tanto, lo importante es saber qué datos deben estar dentro de la propia infraestructura y qué otros podemos externalizar sin problemas y, de este modo, tener una gestión híbrida entre almacenamiento de datos on-premise y en la nube.

 

¿Cómo se deben afrontar los retos que plantea la ciberseguridad?

Las amenazas de ciberseguridad son un riesgo operacional importante que toda empresa enfrenta a lo largo de su viaje de transformación digital; es por tanto crucial implementar una estrategia de ciberseguridad con socios especializados que te ayuden a construirla. En Schneider Electric tenemos alianzas de ciberseguridad e inteligencia artificial con expertos en seguridad de la Industria 4.0 y especialistas en predicción y prevención de amenazas. Además, nuestros clientes también pueden aprovechar los beneficios de nuestro ecosistema para asegurar sus propias instalaciones críticas con nuestros servicios de ciberseguridad industrial. Es muy importante pensar en ciberseguridad no solo desde el punto de vista defensivo, sino como parte de nuestra estrategia de negocio.

 

¿Tenéis algún caso práctico de digitalización en hospitales Españoles?

Recientemente hemos realizado un proyecto con el Hospital Germans Trias i Pujol, en Badalona, en colaboración con SC Enginyeria, que ha supuesto la transformación de todo el sistema eléctrico, implicando desde el cambio de hardware hasta el cambio de software con los sistemas de control EcoStruxure Power Scada Operation y EcoStruxure Power Monitoring Expert. Esta solución plantea un sistema de gestión eléctrica que consiste en un anillo de comunicación que recorre todo el sistema eléctrico del hospital y se encarga de leer el estado, alarmas y lecturas de parámetros eléctricos de todos los dispositivos de protección comunicables en baja y media tensión. Gracias a la integración del software de control EcoStruxure y la elección de dispositivos conectados como los cuadros inteligentes OKKEN, se puede monitorizar en tiempo real los parámetros eléctricos, el estado de los interruptores y rápidamente identificar la causa de posibles defectos en todo el sistema asegurando la continuidad de los servicios críticos del hospital. Además, todo el sistema está basado en Ethernet, que permite garantizar la transparencia de los datos, la rápida respuesta y el acceso web para realizar una gestión activa y un mantenimiento remoto. La comunicación vía Ethernet reduce los costes operativos de los equipos y sus tiempos de parada. El Hospital Germans Trias i Pujol ha apostado por una digitalización integral que permite garantizar la continuidad del suministro de energía, con un objetivo principal que no es otro que el de incrementar la seguridad de todos los pacientes del hospital.

 

¿Cómo justificáis la inversión en digitalización y cómo cuantificáis el ROI?

Sabemos que el proceso de digitalización puede ser difícil de implementar y costoso, por lo que nuestra premisa es empezar por trabajar en modelos no intrusivos que no afecten ningún proceso vital de la infraestructura, modelos escalables que pueden empezar como una prueba de concepto a pequeña escala e ir ampliando el proyecto en función de las necesidades y los resultados obtenidos. En el caso de los hospitales, por ejemplo, se podría aplicar a una solución de eficiencia energética para reducir costes, ser más eficientes y reducir los tiempos de parada de la instalación. Instalando una solución BMS que recolecta datos de todos los dispositivos conectados del edificio (alumbrado, sistemas de climatización y ventilación, seguridad y acceso de control, sensores, maquinarias…) se puede lograr hasta un 40% de eficiencia energética con una solución de mantenimiento predictivo. Por poner un ejemplo, gracias a la instalación de EcoStruxure Asset Advisor, un software de monitorización energética de activos en tiempo real con gestión de alarmas que permiten un mantenimiento predictivo, el centro médico de la Universidad de Rochester en Nueva York logró un retorno en la inversión del 20 al 1, una reducción del coste de casi un millón de dólares y una mejor gestión del equipo técnico.

Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario