ArtículosDocumentaciónInstalacionesSeguridad
Fecha: 02/02/2017
Idioma: Castellano
Autor: Juan José Pérez Blanco, Director de Gestión del Hospital Universitario La Paz – Carlos III – Cantoblanco
Procedencia: Hospital Universitario La Paz – Carlos III – Cantoblanco.
Ubicación: Madrid (Madrid), España

a

El Dr. José Ramón Arribas, jefe de la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel (UAAN) del Hospital Universitario La Paz describió a la perfección la situación que vivimos los profesionales del hospital durante el ingreso de los primeros pacientes con enfermedad por el virus del Ébola en Europa: “Fue como construir el barco mientras íbamos navegando”.

 

En abril de 2014 el Hospital La Paz fue designado como centro de referencia para enfermedades infecciosas por contacto para pacientes en la Comunidad de Madrid. Para adaptarse a ese nuevo escenario, el hospital aisló un espacio anexo al área de Urgencias, convirtiendo dos espacios en un box de aislamiento y un vestuario/espacio de preparación. La siguiente transformación fue dotar ambos espacios de sendas esclusas y así, el espacio siguió evolucionando poco a poco. Hay que tener presente que la obra tenía que realizarse sin que el hospital perdiese prestaciones, ni capacidad asistencial. Las siguientes fases consistieron en independizar los circuitos de limpio y sucio, con dos esclusas comunes a ambas salas de contingencia y actuaciones de albañilería que fueron acompañadas de reforma y ampliación de instalaciones: CCTV, Intercomunicadores, electricidad, etc…

El diseño de las áreas de aislamiento fue realizado por un equipo multidisciplinar, con representación de todos los servicios implicados, liderados por el equipo del Servicio de Urgencias. Paralelamente a esta transformación se protocolizó que ante el posible ingreso de un caso, se utilizaría una habitación aislada en la séptima planta del Hospital General. La habitación no disponía
de sistema de esclusa, ni presión negativa porque ninguna de estas cuestiones estaban descritas en aquel momento como necesarias para enfermedades infecciosas transmitidas por contacto.

En agosto de 2014 se anuncia la repatriación del padre Miguel Pajares por lo que, aprovechando que
era el momento del año con menos actividad, se decidió trasladar los pacientes ingresados en el
Hospital Carlos III a otras ubicaciones del complejo para dedicarlo exclusivamente al primer caso de
ébola fuera de África.

 

Para seguir leyendo el artículo y conocer las otras transformaciones sufridas en el hospital, descargue el documento PDF que hay a continuación.


Necesitas estar registrado para ver el contenido

 

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario