NoticiasNoticias destacadosTecnología

Fecha: 24/09/2018

 

Idioma: Castellano

 

Procedencia: Orain Noticias

 

Web: ver página

 

 

El Hospital Universitario Cruces, en Barakaldo, dispone de un nuevo acelerador lineal de última generación para radioterapia con el que se tratará a medio millar de pacientes al año y permitirá la realización de tratamientos de gran precisión, con menores efectos secundarios.

Se trata del segundo acelerador, tras el instalado en el Hospital Universitario Donostia en julio, de los cinco que recoge el acuerdo que se firmó en abril del año pasado entre el Gobierno Vasco y la Fundación Amancio Ortega, y que supone una inversión de 14.700.000 euros.

El lehendakari, Iñigo Urkullu; el consejero de Salud, Jon Darpón; y el vicepresidente de la Fundación Amancio Ortega, José Arnau; han visitado esta mañana este nuevo acelerador lineal y se han reunido con los profesionales del servicio de Oncología Radioterápica del hospital vizcaíno.

Urkullu, que ha agradecido la inversión realizada por la Fundación Amancio Ortega, ha destacado que este nuevo acelerador es “el más preciso, fiable y completo que existe en la actualidad” que aporta “un concepto novedoso” como es la “radioterapia mínimamente invasiva”.

Ha indicado que permitirá tratar a 500 pacientes al año, con lo que los hospitales universitarios de Basurto y Cruces “superarán a final de este año las 3.300 personas tratadas con radioterapia” gracias a “la implicación” de los equipos profesionales de ambos centros hospitalarios.

El nuevo acelerador lineal es una plataforma integrada de radioterapia y radiocirugía guiada por imagen, que puede tratar tumores y tejidos en movimiento con niveles de precisión y velocidad sin precedentes y que permite reducir los efectos secundarios a los pacientes.

El equipo puede llevar a cabo técnicas de Radioterapia de Intensidad Modulada (IMRT) o de Arcoterapia Volumétrica Modulada (V-MAT y Rapid Arc), Radiocirugía cerebral, Radioterapia Estereotáxica Fraccionada Extracraneal (SBRT), Radioterapia Guiada por Imagen (IGRT) mediante sistemas robotizados y radioterapia adaptativa.

El lehendakari ha asegurado que “la detección precoz” a través de la implantación de los programas de cribado de cáncer de mama, colon y cérvix “sigue constituyendo una prioridad” de Osakidetza y ha puesto como ejemplo de ello el programa piloto de cribado poblacional de cáncer de cérvix y el Plan Oncológico de Euskadi 2018-2023.

Ha destacado que estas actuaciones “han aumentado las tasas de supervivencia y la calidad de vida de las personas con enfermedades oncológicas que siguen siendo la principal causa de muerte en Euskadi”.

Urkullu ha señalado que “la adquisición de nuevas herramientas supone un paso adelante” y ha reiterado el agradecimiento a la Fundación Amancio Ortega por “su compromiso para hacer frente al cáncer” y por “su colaboración” con el Departamento de Salud.

El vicepresidente de la Fundación Amancio Ortega, José Arnau, ha destacado la agilidad con la que el Gobierno Vasco ha concretado la adquisición de los nuevos equipos y ha manifestado que el objetivo de la fundación es introducir las últimas innovaciones tecnológicas en el “extraordinario” servicio público de salud.

A los dos equipamientos ya instalados se le unirán otros tres aceleradores lineales para radioterapia en el Hospital de Cruces y en los Hospitales de Basurto y Txagorritxu; así como un mamógrafo digital para el programa de cribado de cáncer de mama.

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario