ArquitecturaProyectosUrbanismo y Paisajismo

Fecha: 2018

Ubicación: Valencia, España

Arquitecto: Ignacio Carbonell

Equipo: Ignacio Carbonell, Ignacio Chirivella, Matoses, Carmen Tecles Morera

Web: ver aquí

Ingeniería sanitaria: Valnu s.l.

Mediciones y presupuesto: Ofilico s.l.

Cálculos estructurales: Temcco s.l.

 

El espacio sanitario Campar-Ernest Lluch es el concurso ganado por el estudio Ignacio Carbonell Canti que corresponde a realización (en primera fase) del Plan Especial y el Plan Director o “Master Plan”, es decir trabajos de Arquitectura, Urbanismo y Paisajismo, con anteproyectos de cada uno de los edificios hospitalarios.

El proyecto se basa en la elección de un modelo de composición arquitectónico basado en  Edificación Abierta, fragmentada, ordenada y de escala variable como  mejor respuesta a un programa de usos versátil, adaptable, con diferentes grados de relación entre ellos, y permitiendo sucesivas etapas de implantación.

Se plantea la incorporación del espacio ajardinado en sus diferentes grados de utilización como esparcimiento público y  aprovechando su aportación terapéutica, y se estudia  la escala y situación de las diferentes edificaciones para su integración de forma ordenada en una propuesta de baja densidad.

Considerando como “preexistencia”  los edificios Centro de Especialidades y Centro de Salud Campanar II, la propuesta busca que éstos sean parte propia de una solución de conjunto, como una fase inicial de un proyecto global, de forma que todas las edificaciones del recinto se van “sumando” o incorporando a ésa solución global.

De ésa consideración y con la “modestia” de una arquitectura que busca ser receptora de los valores del entorno en lugar de su propia autocomplacencia, es de donde parten las condiciones fundamentales de la ordenación y las herramientas de la composición arquitectónica:

Se selecciona una malla estructural ortogonal de éstos edificios “preexistentes”, estableciendo un orden estructural a todo el conjunto, de forma que cada edificio de nueva y futura implantación, así como el desarrollo del propio jardín, tiene la consideración de extensiones pautadas de ésta malla, contribuyendo a un desarrollo ordenado, racional, económico y por tanto sostenible de la propuesta.

El acceso peatonal planteado entre los edificios del Centro de Especialidades y Centro de Salud como extremo superior del nuevo eje conector de la Avenida Campanar con el jardín de la Avenida Joaquín Ballester, genera un elemento integrador del conjunto en la trama urbana. A partir de éste eje se van implementando otros ejes transversales sobre los que se articulan las edificaciones sanitarias de nueva implantación.

La aproximación tipológica y formalización volumétrica con carácter integrador de las edificaciones de la Avenida Campanar, ordenadas en éste Plan Especial, con las de inmediata construcción (Centro de Salud y Centro de especialidades) orienta las determinaciones de éste Plan Especial a dar respuesta ordenada a cada una de las fachadas del conjunto.

En el interior de la parcela, las edificaciones del HACLE, Hospitales de Día, Atención al Paciente, etc. responden a la propuesta con un lenguaje sencillo y una volumetría equilibrada con la escala de la malla en la que se apoyan.

Se establecimiento un orden claro, modulado y por tanto flexible, donde los procesos constructivos basados en la prefabricación, industrialización e implementación de nuevas tecnologías se incorporan con naturalidad.

El jardín de la Salud, es protagonista principal de la ordenación del conjunto, pero también del programa de necesidades solicitado, y para ello se atiende al mismo, no sólo como herramienta de articulación sino como elemento de disfrute en sí mismo.

 

Sostenibilidad

El carácter social de las ciencias de la salud y el racional destino de los recursos públicos obligan a una respuesta arquitectónica alejada de soluciones efectistas e icónicas y, por el contrario, centrada en el menor impacto medioambiental, el menor consumo energético, el mayor aprovechamiento de los recursos naturales y la máxima reutilización energética.

En ése sentido, la propuesta que se presenta contempla desde el inicio ésos factores:

 

  • Estructura de planeamiento mallada para una ordenación compatible con su construcción por fases.
  • Soluciones constructivas basadas en la prefabricación de elementos estructurales y de materiales de cerramiento con aislamiento incorporado (GRC) evitando en lo posible la generación de residuos en la fase de construcción.
  • Cerramientos con aislamiento incorporado en la fase de prefabricación.
  • Diseño de fachadas con elementos de protección solar en función de sus orientaciones e incidencia horaria.
  • Utilización de las cubiertas como captadores de agua de lluvia almacenada en aljibes y su reutilización en riego.
  • Utilización de las cubiertas como soporte de paneles de captación solar para la producción de agua caliente sanitaria.
  • Utilización de las pérgolas de protección solar como soporte de paneles fotovoltaicos y almacenamiento de la energía eléctrica en baterías para su posterior reutilización como alimentación de los sistemas de refrigeración por Aerotermia.
  • Captación de aguas superficiales del Jardín de la Salud, mediante colectores subterráneos apoyados en la trama ortogonal y su almacenamiento en aljibes para su reutilización en riego de jardinería.

 

Integración urbanística

En la solución presentada, se cumple con los parámetros urbanísticos contenidos en el Plan General de Ordenación Urbana, esto es así por voluntad de integración de la propuesta.

En efecto, aunque el Plan Especial podría alterar éstos parámetros urbanísticos modificando volumetrías y alturas de la edificación, no se ha considerado la opción de su modificación para aumentar la concentración volumétrica.

Por el contrario, la propuesta busca una escala de edificación baja a los espacios libres que la circundan.  Se  busca la adecuación a tres alturas de los edificios que recaen a la Avenida de Campanar, de forma que conformen una fachada ordenada en éste tramo de la avenida complementándose con el Centro de Salud y el centro de Especialidades.

El mayor volumen del Hospital de Crónicos y larga Estancia, ajustado a las seis alturas máximas, se sitúa en una alineación interior, reduciendo su impacto visual por alejamiento del punto de vista y también por el fraccionamiento de sus volúmenes que van adecuándose a la heterogeneidad del programa funcional.

Las edificaciones de los Hospitales de Día, Casa Del Paciente y el Centro de Estudios en Salud y Genero, se integran con sus dos alturas entre el arbolado del jardín de la Salud, buscando borrar los límites entre los  equipamientos sanitarios y educativos y el propio jardín.

Por último la apertura del jardín de la Salud en su escala de arbolado más baja, a la avenida Joaquin Ballester, permite dar continuidad paisajística al actual parque – jardín de Tendetes dejando la volumetría arquitectónica alejada de los límites inferiores de la manzana.

 

Memoria constructiva

De nuevo la elección de la malla ortogonal, modulada, como soporte de la ordenación del  Plan Especial, establece las condiciones idóneas para implantar modelos constructivos basados en la prefabricación.

Los hormigones prefabricados y con componentes de aislamiento térmico como el GRC (Glass Reinforced Concrete) permiten la elaboración de múltiples elementos constructivos que además de consumir el mínimo de energía en su fabricación y reducir en gran medida la producción de residuos, proporcionan unos estándares de calidad constructiva muy adecuados para edificios de uso intenso.

 

Galería de planos:

Galería de imágenes:

 

1 (20%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario