ArquitecturaDiseño y ReflexiónEnvolventeFachadaProyectos

Fecha de finalización: Marzo 2018

Ubicación: Phoenix Biomedical Campus, Phoenix, Arizona, Estados Unidos

Autor del Proyecto: CO Architects

Fuente: CO Architects

Web: ver aquí

Cliente: Arizona Board of Regents

Usuario: University of Arizona; Northern Arizona University

Contratista: DPR Construction + Sundt Construction

Colaboradores: Ayers Saint Gross

Fotografías: Bill Timmerman

Superficie: 25.000 m2

Presupuesto: 162 millones de euros

 

PROGRAMA 

La facultad de Medicina de la Universidad de Arizona (UA), en asociación con la Universidad Northern Arizona (NAU), está creando un nuevo modelo para dar un enfoque integrado e interdisciplinar a la educación e investigación de las ciencias de la salud. La colaboración y unión de estos programas de dos universidades con distintas culturas institucionales es, cuanto menos, innovadora.

El Health Sciences Education Building (HSEB) es parte del campus inter-institucional para la educación e investigación de las ciencias de la salud, y apoya a las Facultades de Medicina e informática biomédica entre otras. La nueva instalación de 25,000 metros cuadrados y seis pisos consiste en oficinas de administración, salas de conferencias, aulas flexibles, servicios para estudiantes y profesores, espacios para la simulación, laboratorios, cafetería, salas de estudio grupales, salas de conferencias, etc. El HSEB y los futuros edificios de investigación del campus están conectados por una estructura norte-sur que alberga instalaciones y espacios públicos para los ocupantes de estas infraestructuras para garantizar que educadores, investigadores, estudiantes y profesores se reúnan y fomenten un enfoque interdisciplinario de la pedagogía y la investigación.

Una característica clave del programa es el modelo de recursos colectivos compartidos por la Facultad de Medicina, la Facultad de Farmacia, y Facultad de Salud Pública Mel y Enid Zuckerman de la Universidad de Arizona, tanto como, la Facultad de Salud y Servicios Humanos de la Universidad Northern Arizona. Un proceso de planificación interactiva ha trabajado colaborativamente para crear una visión educacional basada en el trabajo en equipo, que involucra a educadores de las distintas disciplinas de las ciencias de la salud.

 

DISEÑO

El programa y diseño del edificio fue desarrollado por CO Architects para fomentar una educación independiente y colaborativo de las ciencias de la salud. El diseño de la edificación, situada en una parcela de 115.000 m2, está inspirada en los montes y cañones de Arizona y responde al clima desértico de la zona. El emplazamiento del edificio tiene origen en el Master Plan de Ayers Saint Gross, que establece un campus verde central norte-sur, conectando los edificios históricos, en el sur, con las futuras instalaciones de investigación, en el norte.  El clima desértico de Arizona y la necesidad de reducir el consumo de energía nos dice mucho del diseño de HSEB, desde el emplazamiento a la composición de la fachada. El volumen está organizado mediante alas con dirección este-oeste conectados a un eje norte-sur estableciendo el límite oriental del campus. La forma y orientación del edificio es el resultante del esfuerzo para minimizar los intensos efectos del sol de Arizona.

Tanto los estudios del soleamiento, como los requisitos de los espacios internos indicaron el patrón a seguir para la composición de la fachada sur, que combina voladizos con pantallas perforadas. En la fachada norte, unas lamas controlan la entrada de luz mediante la inclinación de las mismas, creando la sensación de los grandes cañones en dirección este-oeste. En cambio las fachadas del este y oeste son ciegas creado una jerarquía en el volumen. La apertura de las ventanas va reduciéndose a medida que alzamos la vista hacia el límite superior de la edificación. La luz natural es aprovechada para inundar las partes más bajas dando la sensación que la planta baja se abre al exterior. Esta parte de la fachada está revestida con bloques de hormigón pulido de colores claros para proporcionar una masa térmica fría. Por el contrario, la parte alta de los “cañones” está revestida con PTFE (Politetrafluoroetileno) para poder regular la entra de luz solar. El aire expulsado de los sistemas de calefacción y refrigeración fluye a través de esta fachada, ya que, este aire es más frío que el aire en el exterior, pudiéndose aprovechar para la refrigeración del edificio.

La metáfora del cañón también se aplica a la materialidad del edificio. Para conectar el entorno construido al paisaje circundante, el color y la pátina de la piel del edificio se extrae de los picos y montañas que prevalecen en Arizona. Las estriaciones de las montañas circundantes se abstraen doblando la piel de cobre del edificio creando una conexión visual con el entorno.

 

GALERÍA DE PLANOS:

GALERÍA DE IMÁGENES:

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario