ArquitecturaInvestigaciónLaboratorios (p)ProyectosTipología

El edificio se ubica en el Parque Científico de la UPV, junto al campus universitario de Leioa, constituyendo el principal nexo de unión entre ambos mundos. Tiene como fin ser punto de encuentro entre universidad y empresa.

La planta baja acoge los usos representativos e institucionales del Parque Científico, tales como la recepción principal, salas de reuniones y salas de usos múltiples que puedan dar servicio al conjunto universitario-empresarial.

La vocación de unión de ambas realidades se enfatiza a través de la transparencia del muro cortina de planta baja, que permite una visión cruzada entre el campus y el parque científico, ahondando en el concepto de apertura y comunicación fluida a la que se aspira. A su vez, la planta baja está dividida por dos cuerpos exentos, que permitan atravesar el edificio y potenciar las ideas anteriormente enunciadas.

 

Las plantas superiores están destinadas a acoger tanto oficinas como laboratorios. Se proyectaron diáfanas sin ningún elemento interior más allá de la previsión de alturas libres acordes con el uso laboratorio, un antepecho en toda la longitud de las fachadas norte y sur que permitan una fácil distribución de instalaciones de laboratorio y el diseño de unos amplios patinillos de instalaciones que faciliten la progresiva implantación de empresas.

La incógnita en cuanto al número, tipo y carácter de las empresas que ocuparán el edificio se refleja en la fachada de las plantas superiores, que conforma un volumen abstracto que a su vez ayuda a potenciar el concepto aplicado en la planta baja. Las fachadas principales norte y sur están compuestas por una doble piel, formada por un cierre tipo muro cortina en la cara interior, una piel de metal expandido en la cara exterior y una pasarela de mantenimiento intermedia. La piel de metal expandido cumple funciones tanto de protección solar, como de control de visuales por la proximidad de los edificios colindantes, resultando un edificio muy luminoso en su interior a pesar de la gran superficie que ocupa el metal expandido. Las fachadas este y oeste se resuelven con grandes lamas verticales que impiden la incidencia directa de los rayos solares de la mañana y de la tarde.

El núcleo central, que engloba las comunicaciones verticales y bloques de aseos y patinillos, se diseña muy compacto, reduciendo al máximo sus dimensiones de cara a conseguir que el 91.3% de la superficie útil de las plantas superiores sea destinado a la implantación de empresas.

 

El edificio dispone de una amplia bancada de instalaciones elevada un metro respecto a la cubierta de cara a que cualquier labor de mantenimiento o reparación no afecte al funcionamiento de las empresas. Esta bancada tiene conexión directa con los patinillos de instalaciones que recorren todo el edificio.

Bajo rasante el edificio dispone dos plantas destinadas principalmente a aparcamientos, además de los cuartos de acometidas, así como otras instalaciones que dan servicio al conjunto del Parque científico.

Fecha de finalización: 01/08/2013
Autor del Proyecto: Gonzalo Carro (IDOM-ACXT)
Ubicación: Leioa (Vizcaya), España
Diseño estructural: Ángel Gómez, Alejandro Bernabeu
Construcción: UTE VIAS - ANTZIBAR
Fotografías: Aitor Ortiz
Superficie: 11.440 m²
Cliente: Parque Tecnológico, S.A.
Dirección de obra: Gonzalo Carro (IDOM-ACXT)
Dirección de ejecución: ATHOS (Pedro Berroya y Aitziber Goikoetexea)

 

Galería de imágenes:

 

Galería de planos:

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario