Fecha: 16/01/2017
Idioma: Castellano
Autor: Mónica Ferrero Rodríguez y Vicente Gómez Tello
Procedencia: Proyecto HU-CI
Ubicación: España


El Proyecto HU-CI (Humanizando los Cuidados Intensivos) nace en febrero de 2014 con el objetivo de mejorar las Unidades de Cuidados Intensivos teniendo en cuenta las visiones y necesidades de pacientes, familias y profesionales. Por ese motivo Proyecto HU-CI se escribe con H, con H de humano. El Proyecto ha sido creado y liderado por el Dr. Gabriel Heras, que ha formado un equipo de investigación multidisciplinar internacional, que pretende servir de foro y punto de encuentro entre pacientes, familiares y profesionales, difundir los cuidados intensivos y acercarlos a la población general. La herramienta de difusión y contacto es su web: http://www.proyectohuci.com

Son varias las líneas de investigación: flexibilización de los horarios de visita, mejora en la comunicación, bienestar y satisfacción del paciente, participación de la familia, cuidados del profesional, prevención y manejo del síndrome post-uci, formación en habilidades de humanización, los cuidados al final de la vida y la arquitectura e infraestructura humanizada. Esta última línea de trabajo busca proporcionar bienestar físico y ambiental óptimo para pacientes, profesionales y familias mediante la creación de espacios eficientes, ergonómicos, funcionales, confortables, cálidos y amables.

¿Cómo se consigue? ¿Qué podemos hacer para humanizar la arquitectura sanitaria? Para humanizar la arquitectura lo principal es conocer el espacio que se va a diseñar y es de vital importancia tener respuesta a estas preguntas: ¿Cómo se trabaja en la unidad? ¿Qué necesidades y carencias tiene? Es imprescindible realizar un trabajo de investigación previo al proyecto y es fundamental escuchar a todas las partes implicadas: los gerentes nos darán las directrices de trabajo, el personal sanitario nos aportará información muy completa de necesidades y carencias como usuarios habituales de las Unidades y los pacientes y familiares que aportan mucha información transmitiéndonos su experiencia como usuarios. Cuanta más información recopilemos, más necesidades y carencias podremos solventar y más completas serán nuestras propuestas. De hecho, un buen diseño puede tener un impacto económico muy beneficioso ya que se pueden reducir costes tanto de ejecución, mantenimiento y reducción de estancias de los pacientes.

Para leer el artículo completo, descargue el documento PDF que hay a continuación





Necesitas estar registrado para ver el contenido

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario