ArquitecturaArtículosArtículos destacadosDiseño y ReflexiónDocumentación

Fecha: Mayo 2019

Idioma: Castellano

Procedencia: PMMT

Web: ver aquí

Autor: Joana Cornudella, Arquitecta asociada y Directora de Equipo en PMMT, Forward Thinking Healthcare Architecture

 

Los entornos asistenciales han evolucionado muy rápidamente en las últimas décadas, gracias al desarrollo continuo de las aplicaciones tecnológicas y científicas en el campo sanitario tanto en el ámbito del diagnóstico como en el del tratamiento.

Esta mejora, que aparentemente solo podía suponer ventajas para los usuarios y pacientes, nos ha llevado a una amplia implantación de tecnología en los entornos asistenciales que finalmente ha conducido a diseñar espacios excesivamente tecnificados, fríos y asépticos.

Todas estas cualidades, que en un principio parecen positivas, hacen que el paciente se mueva en entornos poco amables, que le resultan ajenos y que solo consiguen aumentar sus niveles de estrés, ya de por sí elevados al estar acudiendo a un centro sanitario por algún tipo de dolencia o problema de salud. Si unimos esto al exceso de burocracia, la falta de tiempo y medios para dar un correcto servicio, el trato impersonal o la masificación de estos servicios, nos encontramos con una despersonalización de los servicios y espacios sanitarios.

También desde hace ya años cada vez son más los expertos que advierten de la importancia de un entorno adecuado para agilizar los procesos de curación. Por ejemplo, diseñar una determinada iluminación o prever los espacios necesarios para cada tipo de actividad, dotados de las características materiales adecuadas, pueden ayudar a que el estado de salud de los pacientes mejore más rápidamente.

La humanización pretende hacer una aproximación holística a la salud, abordando al paciente de forma integral, sanándolo a nivel físico, pero también intelectual, ocupacional, espiritual, emotivo y social, ubicando a la persona en el centro de la atención, debemos curar personas, no enfermedades.

 

¿Quién participa en el proceso de humanización?
Podemos ofrecer un servicio más humano a los usuarios desde distintas dimensiones, por un lado, podemos incidir en la dimensión relacional, es decir, los procesos asistenciales, y por otro en la dimensión material, los entornos construidos.

En el aspecto de los procesos quién debe tomar la iniciativa son los gerentes y equipos directivos de los centros, garantizando que su modelo asistencial se centra en el usuario, trabajando para reducir tiempos de espera, errores médicos o costes, y aumentando el tiempo para los profesionales, la calidad del servicio y finalmente, la satisfacción del cliente y a la vez la del profesional. La humanización en el ámbito de los procesos debe estar implantada de raíz, y formar parte del modelo asistencial del centro, implicando a todos los miembros de la organización.

Del mismo modo, es evidente que desde el punto de vista del arquitecto vamos a intentar promover este tipo de entornos en los centros sanitarios que diseñemos, generando espacios más empáticos y centrados en el ser humano, considerando al paciente, pero también a su familia y al personal asistencial. El paciente se encuentra mejor si las personas que le acompañan y las que le atienden están bien.

Para seguir leyendo el artículo y conocer la visión de la autora sobre cómo se consigue la humanización desde la arquitectura y el trabajo en equipo, debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

3 (60%) 1 vote[s]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment