ArtículosDocumentaciónatmosferas curativas biorem

Fecha: Abril 2018

Idioma: Castellano

Web: Ver aquí

Autores: Júlia Rocaspana, Arquitecta, especialista en BIM. Biorem_biomedical engineering (d D’ENGINY biorem SL)

Procedencia: Biorem

«La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades». Preámbulo de la Constitución de la Organización Mundial de la Salud

 

Estamos fuertemente relacionados con el ambiente que nos rodea, éste tiene un gran impacto psicológico y emocional.

La percepción del entorno tiene un potente efecto sobre el paciente, consiguiendo con entornos bien diseñados la disminución del dolor, la ansiedad y el nivel de estrés tanto a pacientes, familiares y personal médico. Una buena atmósfera también ayuda a mejorar la eficiencia y calidad de atención del personal, llegando a disminuir la permanencia de un paciente en el hospital.

La hospitalización es una experiencia que requiere privacidad e intimidad y así es como un entorno bien planificado, agradable y confortable puede convertirse en un gran aliado del proceso de curación, proporcionando soporte emocional ayudando a pacientes y familiares hacer frente al estrés y ansiedad.

En todo el proceso de diseño hospitalario es necesaria la implicación de todos los agentes, desde los técnicos hasta el usuario final, ya que es necesario un conocimiento exhaustivo de las condiciones y los medios donde estos sistemas van a operar. El camino para humanizar el entorno es trabajando con y para el usuario e integrándolo en el proceso de diseño, así adaptar el espacio a sus necesidades y condiciones socioculturales, identificando sus hábitos, costumbres y valores así como los procedimientos terapéuticos y técnicos propios del lugar. La creación de una atmosfera curativa se reconoce porque genera espacios donde las personas se encuentran bien, entornos confortables.

 

 

Salas de parto convencionales

 

Hasta la década de los 50 muchos partos se realizaban en casa, con la asistencia de una comadrona y familiares y solo en caso de graves complicaciones se trasladaba a la madre a un centro sanitario. La madre era el centro de atención y recibía todo el apoyo y atención de los que la rodeaban, pero esto también elevó la tasa de problemas maternos y fetales, así que la lucha por combatir la mortalidad perinatal hizo que se dejaran de realizar en casa, en un entorno confortable, a realizarse en centros hospitalarios.

Así fue como paso de ser un acto íntimo y familiar a una rutina mecanicista pensada para la técnica y el médico, siendo atendido en el mismo escenario que las intervenciones quirúrgicas y otras operaciones dirigidas a tratar enfermos.

biorem articulo atmosferasEsto cambió la forma de atención a las mujeres, volviéndose menos humano y más medicalizado, con quirófanos llenos de personal, bisturís, camillas y monitores, donde la parturienta se sitúa inmovilizada en medio de la habitación.

Cada vez son más las madres que quieren dar a luz con la mínima intervención posible, un   parto respetuoso con el proceso fisiológico y lo menos instrumentalizado posible, pero con garantías.

Por todo esto el Ministerio de Sanidad aprobó en 2007 la Estrategia de Atención al Parto Normal, un documento dirigido a profesionales y centros de salud.

Para seguir leyendo más sobre atmósferas curativas debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

 

Para descargar la documentación del artículo de Nuevos Materiales debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

 

Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario