Diagnóstico por la imagenDocumentaciónDocumentosDocumentos destacadosServicios Hospitalariosguía andaluza radiodiagnóstico

Idioma: Castellano

Autor: Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud

Web: Ver aquí

Procedencia: Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud

a

Arquitectura sanitaria en el sistema sanitario público de Andalucía: Guía de diseño de radiodiagnóstico hospitalario

La presente Guía de Diseño tiene por objeto aportar información a los equipos profesionales que intervienen el diseño arquitectónico o remodelación del Área de Radiodiagnóstico de un centro hospitalario. Está dirigida tanto a profesionales técnicos del ámbito de la Arquitectura, Ingeniería, Mantenimiento y Obras; como a profesionales asistenciales de las UGC que se encuentren implicados en dicho proceso. En esta Guía podrán encontrar recomendaciones y prescripciones técnicas. Les ayudarán a diseñar y distribuir adecuadamente los espacios, de acuerdo con el modelo organizativo y asistencial del SSPA.

 

La elaboración de sus contenidos ha estado conducida por personal experto. Se inició con la descripción del proceso asistencial de cada modalidad del Área de Radiodiagnóstico. Dicha descripción se completó con las sugerencias que profesionales del ámbito clínico realizaron sobre la forma más idónea de llevar a cabo cada procedimiento, de tal manera que la organización funcional del Área y los aspectos relevantes de la actividad asistencial tuvieran coherencia con la distribución de espacios y la dotación de instalaciones que posteriormente se realizara. Completada la primera fase; se elaboraron los planos de distribución y instalaciones y se definieron los requerimientos técnicos para los espacios identificados. En este proceso; participaron profesionales técnicos y gestores, proponiendo las mejores soluciones posibles en un contexto de uso eficiente de los recursos disponibles. En una última etapa; el documento se sometió a un proceso de revisión externa que ayudó a identificar aquellos aspectos que debían; incorporarse a la Guía, o bien reformularse o matizarse.

 

Como resultado; se ha obtenido esta Guía de Diseño. En ella se incluyen la relación de espacios y se describen los requerimientos funcionales, de infraestructuras e instalaciones necesarios para el adecuado funcionamiento del Área de Radiodiagnóstico de Atención Hospitalaria del SSPA; de acuerdo con los estándares de calidad, seguridad, confortabilidad, sostenibilidad y accesibilidad definidos en esta organización sanitaria.

 

El alcance de la información contenida en este documento son las siguientes modalidades de diagnóstico y tratamiento:

 

  • Radiología Convencional
  • Telemando
  • Ecografía
  • Mamografía
  • Resonancia Magnética
  • Tomografía Computarizada
  • Radiología Intervencionista

 

Se excluye el abordaje de la actividad de radiodiagnóstico que se realiza en los Servicios de Urgencias de los hospitales así como en los centros de Atención Primaria.

La información de esta Guía define una base común para proyectar el diseño arquitectónico del Área de Radiodiagnóstico de los hospitales. No exime, por tanto, de la definición de proyectos de implantación de equipos específicos, en los que se contemplen los requerimientos estructurales propios de cada tecnología y de instalaciones compatibles con cada una de ellas.

 

La Guía de Diseño se estructura en dos bloques de contenidos

En la primera parte, se ofrece un marco general del Área de Radiodiagnóstico hospitalario en el SSPA. Se recogen en este apartado; la caracterización del Área, su cartera de servicios, la descripción del proceso de atención y recomendaciones sobre su ubicación y relación con otras áreas asistenciales. Asimismo; se establecen criterios previos a la redacción del proyecto arquitectónico y especificaciones generales para el diseño de las distintas estancias que componen el Área.

 

En la segunda parte de la Guía de Diseño se recogen las fichas de requerimientos técnicos de los espacios físicos que integran el Área de Radiodiagnóstico, contemplando los espacios asistenciales específicos de cada modalidad de diagnóstico y tratamiento, los espacios auxiliares necesarios para el desarrollo de la actividad asistencial y de uso común para todas las modalidades, y los espacios profesionales destinados a las actividades de administración y dirección del Área así como al desarrollo de sesiones clínicas y de elaboración de informes. Las fichas técnicas se acompañan de los planos de distribución y de instalaciones de cada estancia.

 

Con la estructuración modular de la Guía de Diseño se ha procurado facilitar la adaptación de sus contenidos al diferente dimensionamiento del Área de Radiodiagnóstico en los hospitales del SSPA; También considerando y de acuerdo con la cartera de servicios definida en cada centro y su plan funcional.

 

Para ver la guía completa debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

Valora este post
Print Friendly, PDF & Email

2 Comentarios

  1. He dado un vistazo rápido ( lo miraré con calma), y salvo que al verlo con detalle encuentre mas datos, creo que en el tema de climatización se han quedado muy cortos. Me refiero a que hacen referencias al rite, la temperatura del equipo en algunos casos desde los 15ºC, y hace referencia a la norma UNe 100713:2005. Les falta el Rd486/97 parece ser que los trabajadores no cuentan para el diseñador. Es un batiburrillo bestial de normativa, y en vez de dar un rango que cumpla dichas normas afirman buscar un compromiso. Pues no, desde 15 grados estamos fuera de la ley, la ley no entiende que se pueda saltar por compromiso, y si buscamos confort en el paciente que me expliquen como un chorro de aire frio que cae directamente sobre el paciente en camisón se consigue eso a 15-18-20 grados ( la norma UNE habla de un intervalo de 24 a 26ºc). Después de ver tiritar a una enferma de 80 años y el técnico diciéndole que se mantuviese quieta lo entiendes. Ya que los requerimientos de la máquina, y los de los pacientes y trabajadores no son los mismos, y estos últimos están protegidos por ley, entiendo que la guía debería de obligar a instalar equipos que por un lado garanticen el rango de temperaturas que necesita el equipo, que siempre los fabricantes intentan que sea la parte baja del rango, y por otro lado los requerimientos de los pacientes y trabajadores. ¿es posible con un solo sistema de ventilación general? creo que no, los aportes deben de ser separados, aunque esto implique el uso de conductos separados. Si los fabricantes son conscientes de esto ya dispondrán las convenientes entradas y salidas de aire en esos equipos. La situación actual es que llegan, ponen un equipo de aire acondicionado en la sala, que la transforma en una nevera, e incluso mantienen la ventilación original del edificio, que puede tener otra regulación y se pegan ambos sistemas continuamente, disparando el aire frio/caliente todo el rato para intentar cada uno de ellos llegar a su temperatura y provocando averias o disminución del tiempo de vida de los equipos de climatizacion….

  2. Tradicionalmente en los hospitales las zonas de Diagnóstico por la Imgen han sido los espacios (junto a la de rehabilitación) con mayor disconfort para los usuarios.
    Los sistemas tradicionales han tenido que decantarse por un confort para los pacientes o cubrir las disipaciones térmicas de los equipos y normalmente han escogido lo segundo por lo que los pacientes y el personal sanitario han encontrado una temperatura excesivamente baja y fuera de los rangos que admite el RITE.
    Un sistema correcto es disponer de un sistema general de la unidad adecuada para el confort térmico de los pacientes y el personal con calefacción en invierno climatización en verano que cubre la mayor parte del tiempo (llegada del paciente, vestuario para los externos, subida al tablera, preparación y todo el procediemto posterior a la inversa) , que puede ser un sistema tradicional de volumen variable y un sistema aparte para el tratamiento específico para cubrir la disipación térmica del aparato que corresponde al período más corto de tiempo. Este segundo sistema es un sistema solo frío (por ejemplo un fancoil o un inductor) seleccionado para poder compensar la energía térmica con mucho caudal de aire, sin tener que impulsar a una temperatura excesivamente baja y sobre todo con el aire dirigido hacia el techo de manera que la vena de aire frío no caiga nunca sobre el paciente y para que la suma de los dos sistemas mantenga siempre la sala en el margen de temperatura de confort que exige la normativa.
    Los fabricantes también están haciendo esfuerzos en sus diseños d manera que cada vez la potencia total disipada se va reduciendo sobre todo en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario