ArtículosDocumentaciónElectricidadFacility ManagementInstalaciones

Fecha: Enero 2019

Idioma: Castellano

Procedencia: INYCOM

Web: ver aquí

Autor: D. Miguel Labodía, D. Carlos Sacristán

 

Los campos y ondas electromagnéticos no-ionizantes (campos EMF) producen efectos en los seres humanos y en los tejidos vivos que van desde efectos beneficiosos y terapéuticos para la salud hasta efectos perjudiciales y destructivos.

La comunidad científica estudia, analiza y comprueba dichos efectos desde hace décadas y expresa sus conclusiones sobre los efectos a corto y largo plazo de dichos campos EMF en una ingente cantidad de artículos científicos.

Los gobiernos, en su obligación de proteger a la población, transforman las principales conclusiones de los científicos en legislación de obligado cumplimiento de forma que el uso de la tecnología y los campos EMF no produzca daños a las personas.

La tecnología debidamente controlada nos lleva hacia un futuro indudablemente mejor para el ser humano sin correr el riesgo de ser destruidos por esa misma tecnología, y esto nos obliga a todos a evaluar la exposición de las personas a los campos EMF y a tomar medidas para protegernos.

 

Qué son los campos electromagnéticos

El electromagnetismo es una de las cuatro FUERZAS fundamentales de la Naturaleza que mueven el mundo:

  1. Fuerza Gravedad
  2. Fuerza Electromagnética
  3. Fuerza nuclear débil
  4. Fuerza nuclear fuerte

La fuerza electromagnética la ejercen las CARGAS ELECTRICAS (positivas y negativas) mutuamente entre sí y son de atracción cuando las cargas son de signo diferente y de repulsión cuando son del mismo signo.

Los físicos explican que una carga eléctrica altera el espacio y crea a su alrededor un CAMPO ELÉCTRICO, de forma que si una segunda carga se le aproxima, ésta notará la fuerza electromagnética.

Si la carga está en movimiento formando una CORRIENTE ELÉCTRICA, la alteración del espacio que crea a su alrededor se le denomina CAMPO MAGNÉTICO, el cual aunque parece diferente del campo eléctrico en realidad es la otra cara de la misma moneda, de forma que ambos campos juntos son tratados como un único CAMPO ELECTROMAGNÉTICO.

 

Las modificaciones que puedan ocurrir en el campo electromagnético no se notan de forma instantánea en todo el universo sino que, en general, se propagan por el espacio a la velocidad de la luz (300.000 Km/s aproximadamente). Por tanto, el campo viaja y porta energía en forma de ONDA ELECTROMAGNÉTICA con sus dos “caras de moneda” juntas, el campo eléctrico y el campo magnético.

Los campos EMF pueden ser de intensidad CONSTANTE (DC) o pueden ser VARIABLES (AC) y oscilar con un ritmo que se denomina FRECUENCIA, de forma que los campos electromagnéticos que nos rodean están formados por la suma de componentes individuales de frecuencias distintas.

Cómo nos afectan los campos electromagnéticos

Cuanta más alta es la frecuencia de un campo EMF mayor es la energía que transmite y sus efectos se clasifican así:

  • Efectos directos:
    • Campos Ionizantes
    • Campos no-ionizantes
      • Efectos no-térmicos
      • Efectos térmicos
  • Efectos indirectos

 

EFECTOS DIRECTOS

Las frecuencias muy altas (longitud de onda menor de 124 nm) son capaces de arrancar electrones de los átomos y moléculas que componen nuestros tejidos vivos y se les denomina IONIZANTES, mientras que las frecuencias bajas (longitud de onda mayor de 124 nm) no son capaces de ello y se les denomina NO-INONIZANTES.

Los campos de frecuencia NO-IONIZANTE pueden provocar efectos térmicos(producir calor en el interior de los tejidos vivos) y efectos no-térmicos(interferir en el funcionamiento normal de algunas células vivas como neuronas y células musculares).

Con los efectos térmicos el cuerpo humano se ve obligado a adaptarse y disipar rápidamente el calor para evitar el colapso o la destrucción de las células (quemaduras).

Con los efectos no-térmicos las funciones normales del cuerpo humano se ven alteradas.

Actualmente se está estudiando exhaustivamente si ambos efectos pueden llegar a producir daños a largo plazo (alteraciones genéticas, cáncer, etc.)

EFECTOS INDIRECTOS

Los campos electromagnéticos pueden producir interferencias sobre los objetos de nuestro entorno y producirnos daños de forma indirecta:

  • Mal funcionamiento de dispositivos electrónicos implantables. (marcapasos, bombas de insulina, desfibriladores, etc.)
  • Proyección de objetos ferromagnéticos – efecto misil (destornilladores, tornillos, cuchillos, etc)
  • Ignición de materiales inflamables o explosivos

 

Cómo nos protegen los gobiernos

Desde hace décadas la comunidad científica investiga los efectos de los campos electromagnéticos en el cuerpo humano con el objetivo de establecer recomendaciones sobre su uso para evitar los daños en las personas.

Los campos EMF de tipo IONIZANTE (rayos X, rayos gamma, etc) fueron los primeros en ser investigados y controlados por normativas muy estrictas debido a los daños muy graves que producen en el cuerpo humano.

Más recientemente la comunidad científica ha investigado los efectos de los más suaves campos EMF NO-IONIZANTES y ha emitido recomendaciones que los gobiernos de muchos países han utilizado para crear una LEGISLACIÓN.

En el caso de ESPAÑA los legisladores redactaron el REAL DECRETO 299/2016 que obliga a TODAS las empresas a evaluar el riesgo al que están sometidos los trabajadores en su puesto de trabajo.

Este RD-299/2016 es trasposición de la Directiva Europea EU-35/2013 y está encuadrado en la más general LEY 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales.

Esta legislación marca los límites a los que un trabajador puede estar expuesto (VLE- Valores Límites de Exposición) en función de la frecuencia de los campos electromagnéticos y determina unos NA-Niveles de Acción a partir de los cuales el empresario debe poner en marcha un Plan de Acción que proteja a los trabajadores.

 

Cómo deben proceder las empresas para proteger a sus trabajadores

El empresario debe evaluar el riesgo que corren sus trabajadores ante la exposición a campos electromagnéticos igual que hace con otros riesgos contemplados en la ya mencionada LEY 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales (ruido, iluminación, ergonomía, etc.)

Se encargará su Departamento de Prevención de Riesgos Laborales, propio o ajeno, que a su vez contará con la instrumentación, la experiencia y las certificaciones adecuadas para actuar.

 

Quién es INYCOM

INYCOM es una empresa con más de 36 años dedicados al servicio de los sectores hospitalario e industrial que ayuda a las empresas a optimizar sus recursos técnicos y económicos, y a cuidar de la salud y seguridad de sus trabajadores.

INYCOM es el socio adecuado de un hospital para medir la exposición humana a los campos electromagnéticos en sus centros de trabajo y asegurarse de que cumple con la doble obligación de cuidar de las personas y de adecuarse a las normativas legales al respecto.

Para descargar el documento en PDF sobre la exposición humana a campos electromagnéticos en entornos laborales debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

 

 

5 (100%) 1 vote[s]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment