ArtículosBIMDocumentaciónTecnología

Fecha: 12/09/2019

Idioma: Inglés

Procedencia: Conferencia internacional sobre diseño cooperativo, visualización e ingeniería.

Web: ver aquí

Autor: Daniel Forgues, Maude Brunet, Hafsa Chbaly

 

La definición del proyecto es una fase en el cual las necesidades y valores de las partes interesadas en el proyecto son identificados y, así, poder desarrollar soluciones de diseño apropiadas para satisfacerlos. En cambio, las tradicionales prácticas informativas han sido probadas como inadecuadas en proyectos complejos con un alto número de partes interesadas con necesidades y requerimientos conflictivos, la mayoría de las veces. Por otro lado, estas partes interesadas a menudo no tienen las habilidades para comprender y cuestionar el contenido o las soluciones de diseño propuestas por los profesionales.

Se han propuesto diferentes enfoques para mejorar el proceso de Definición del Proyecto con el fin de entregar edificios con un mejor ajuste para su uso o propósito. Este documento explora tres de estos enfoques: Diseño lean-led, diseño basado en evidencia y diseño integrado. El modelado 3D está también considerado una herramienta que facilita la comprensión de las soluciones de diseño por parte del usuario. Se utiliza un caso de estudio canadiense donde se implementan estos tres nuevos enfoques usando la metodología BIM. Este estudio destaca las oportunidades para derivar los principios y métodos básicos de estos enfoques en un proceso unificado para romper la barrera entre el cliente y la cadena de suministro con respecto a la identificación y gestión de los requisitos de los usuarios.

Los proyectos hospitalarios sirven de buen ejemplo para mostrar el reto de definir y formalizar los requerimientos de los clientes y adoptar soluciones de diseño adecuados. Los hospitales representan una interacción compleja entre varios sistemas de actividad en constante evolución, tanto en la práctica como en la tecnología.

El problema viene causado por la falta de consideración en las prácticas informativas de esta dimensión clínica que cambia rápidamente. El principal problema con el diseño de hospitales es que el proceso de información deficiente puede ser letal. Las infecciones adquiridas en los hospitales y los errores médicos son una de las causas de mortalidad más altas en los Estados Unidos.

Varios estudios han revelado que una configuración física bien diseñada juega un papel muy importante en la creación de hospitales más seguros y eficientes para los pacientes y mejores espacios de trabajo para los profesionales. Es necesario repensar las prácticas de gestión de proyectos en la construcción para identificar y gestionar mejor los requisitos de los interesados ​​en proyectos complejos.

Los requerimientos de las partes interesadas en los proyectos de hospitales evolucionan a lo largo del proceso creativo. La teoría básica de la gestión de proyectos es que los requisitos cambiantes son los que más peso tienen en el presupuesto y los principales riesgos de planificación, por lo que deben establecerse desde el inicio del proyecto.

Este documento presenta el caso de un mega-hospital para el cual se han utilizado estos enfoques y la metodología BIM en la fase de definición del proyecto para abordar la complejidad clínica y técnica del proyecto. El objetivo es arrojar algo de luz sobre cómo estos podrían conducir a un mejor diseño del edificio y resaltar los desafíos en el replanteamiento de las prácticas de gestión de proyectos para proporcionar un diseño y entrega centrados en los interesados.

 

Índice

  1. Introducción
  2. Gestión de las necesidades de los clientes: el caso de los hospitales
  3. Conectando el diseño basado en pruebas y el diseño integrado
  4. Debate y conclusión

 

Para poder consultar el artículo al completo diríjase a la página web de Springer Link: ver aquí

El coste de este artículo asciende a 30,19€

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment