InvestigacíónLaboratoriosProyectosProyectos destacados

Fecha fin de la construcción: 2018

Ubicación: Lliçà d’Amunt, Barcelona

Autor del proyecto: Pinearq + Bonell i Gil Arquitectes

Equipo: Albert de Pineda, Esteve Bonell, Josep M. Gil, Marc Gomà, Roger Parareda, Pedro Pombinho, Matthieu Buquet, Maria Duran, David Sesé

Fuente: Pinearq

Web: ver aquí

Cliente: Biokit

Constructora: Sacyr S.A.U.

Estructura: JG Ingenieros S.A.

Ingeniería: JG Ingenieros S.A.

Instalaciones: AGEFRED

Arquitectura Técnica: ENNE-Gestión Activa de Proyectos (Inmaculada Casado, Daniel Rivera)

Fotografía: Lluís Casals y personal Biokit

Superficie: 60.000 m2

 

 

El diseño de la nueva sede de Biokit parte de la reflexión de dos cuestiones fundamentales: por una parte, la consideración de las dificultades de implantación de un edificio de grandes dimensiones en el espacio interurbano del polígono Can Montcau, una zona industrial en desarrollo, enclavado en un paisaje natural. Por otro lado, la determinación de resolver las condiciones funcionales, programáticas y técnicas de una instalación de laboratorios de investigación biomédica moderna. Hacer coincidir los problemas paisajísticos y urbanos con la solución de los técnicos es fundamental para concretar la imagen del nuevo edificio.

 

FLEXIBILIDAD

La edificación se estructura a partir de un eje que, a modo de calle, conecta una serie de pabellones formalmente independientes pero funcionalmente complementarios. Así, los edificios modulares y los patios permiten fachadas largas que mejoran la ventilación y la iluminación de los laboratorios. Los diferentes usos se organizan en altura, de manera que en la planta baja se sitúan las zonas de almacén y fabricación, junto con el control de producción y el área de carga y descarga en muelle exterior. En las plantas superiores, se disponen las áreas de administración, de investigación y los servicios generales del edificio. No obstante, la modulación interior permite el cambio y la agregación de espacios para acomodar actividades de investigación, producción u oficinas, según las necesidades en el tiempo.

El proyecto responde a un desarrollo por fases. En la primera se desarrolla más de la mitad de la superficie y los volúmenes que se adicionen no deben afectar las actividades ni a los usuarios de lo construido.

 

ENTORNO PRÓXIMO

El edificio minimiza su impacto en el entorno con una sección transversal escalonada que aprovecha el desnivel del terreno. Se utilizan criterios constructivos y materiales de bajo consumo energético o reciclados como las fibras naturales en los pavimentos o la cerámica en fachada.

Al mismo tiempo, se busca reducir el impacto ante el medio ambiente con el uso de combustibles limpios (gas natural), el uso de refrigerantes no contaminantes, la separación de hidrocarburos del aparcamiento y las grasas de la cocina, la recogida selectiva y el tratamiento de los diferentes residuos de los laboratorios, el control de la contaminación lumínica del edificio sobre su entorno y el aislamiento acústico de las unidades de tratamiento del aire.

 

INNOVACIÓN CONSTRUCTIVA Y CALIDAD EN EL DISEÑO

Se propone una estructura con un alto grado de modulación y repetición, formada por forjados alveolares ligeros pretensados de 12 m. de luz y 40 cm. de canto, sujetados por jácenas planas de 2 m. de ancho y 7,50 m. de luz, y pilares de 50×50 construidos in situ. Como ventajas principales, se destaca que las jácenas y las placas alveolares prefabricadas reducen el peso del forjado, implican un ahorro económico en la estructura y permiten más rapidez de ejecución.

 

Galería de imágenes: 

1 (20%) 1 vote
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario